La líder de Ciudadanos avanza que los tres pilares de su proyecto serán la clase media, la educación y la lucha contra la corrupción

Carmen Picazo se reivindica como la "candidata de las familias"

El paseo de la Libertad ha sido el lugar elegido por Carmen Picazo para atender a los medios de comunicación en su primer día de campaña de cara a la cita del 28 de mayo. La candidata de Ciudadanos ha dado su "palabra de albaceteña" de que los liberales, si forman parte del próximo ejecutivo, centrarán su acción de gobierno fundamentalmente en tres líneas: la defensa de la clase media para mejorar la calidad de vida de las familias, la modernización de la educación y la sanidad y la lucha implacable contra la corrupción. "Votar a los dos viejos partidos significa perpetuar los grandes problemas de nuestra sociedad", ha reconocido la candidata de los liberales, señalando que "a la izquierda PSOE y Podemos suponen la ruina económica y a la derecha PP y Vox son incapaces de acometer reformas de progreso".

Pero "hay esperanza". En opinión de Picazo, "el centro liberal ha sido y es clave en el progreso de toda Europa. Cuando las alianzas se han hecho desde el centro ha salido ganando la ciudadanía". Acompañada por la numero 2 de su candidatura municipal, Ana Martínez, Picazo ha remarcado que "mientras los políticos hacemos campaña estos días, las familias estarán yendo al supermercado, llenando el depósito del coche y pagando facturas y estarán sufriendo la realidad. Que la vida está cada vez más cara y más difícil. Que llegan a fin de mes a duras penas, que no tienen capacidad de ahorro y que ni siquiera tienen tiempo para pasar con sus hijos". A este respecto ha recordado que precisamente Castilla-La Mancha tiene la inflación más alta de toda España.

Natalidad, conciliación y lucha contra la precariedad que afecta a los jóvenes 

La alternativa "a la ruina de la izquierda y al inmovilismo de la derecha es Ciudadanos", ha dicho a Picazo. La formación de centro "es el partido de las familias pero queremos que los gobiernos en los que entremos sean los gobiernos de las familias", ha apuntado, avanzando una agenda de reformas que pasa por la bajada de impuestos a la clase media, iniciativas para facilitar la conciliación con medidas como la jornada laboral flexible, los bancos de horas, el fomento del teletrabajo o los incentivos a empresas que tengan guarderías, así como la promoción de la natalidad con medidas como la financiación de tratamientos de reproducción asistida y ayudas directas por hijos. Asimismo, la líder de los liberales se ha marcado como objetivo "atacar la precariedad económica que afecta sobre todo a nuestros jóvenes. La precariedad no puede volver a ser el factor que determine cuándo tener hijos e incluso si tenerlos o no".

Comentarios