Alcaldes del PP en Castilla-La Mancha critican "el abandono de García-Page para frenar la despoblación"

Coinciden en que las políticas socialistas "no mitigan los problemas"

Los alcaldes del Partido Popular de Castilla-La Mancha critican el abandono de Emiliano García-Page para frenar la despoblación y coinciden en que las políticas socialistas no mitigan los problemas.

Así lo han resaltado hoy durante la mesa número 3 de la Intermunicipal del Partido Popular celebrada hoy en Cuenca, donde el alcalde de Cazalegas y presidente del Comité de alcaldes del PP-CLM, Fran Blanco, ha puesto en valor el desafío que supone para los pequeños municipios de Castilla-La Mancha, contrarrestar la lacra de la pérdida de habitantes. “Es fundamental que municipios como Cazalegas donde sufrimos la despoblación, se potencien nuestras oportunidades como municipios”.

“En Cazalegas hemos aprovechado nuestros fuertes, como por ejemplo el embalse que lo convertimos en una zona de baño y ocio; o el polígono para hacer atractivo nuestro territorio”.

Por su parte, la alcaldesa de El Pedernoso, Ana Cantarero, ha asegurado que la llegada del PP al municipio ha supuesto un gran cambio de políticas y liderazgo porque el PP “trabaja en políticas por y para las personas y saben que es mucho mejor hacer, que prometer, que es como gobernamos en el PP”.

Como reto demográfico, desde el gobierno municipal popular de El Pedernoso se han esforzado en que los jóvenes quieran quedarse y para ello han mejorado los servicios públicos y han bajado los impuestos para aliviar la presión fiscal de los vecinos.

“Hemos fijado población con medidas como ayudas directas escolarización y a la natalidad, hemos abierto una escuela infantil y otra de inglés, hemos creado muchas actividades lúdicas y deportivas y, además, hemos construido un vivero de empresas para trabajar que es una ayuda importante para que los jóvenes puedan emprender”.

Todo, según ha afirmado Cantarero, “sin ayuda de la administración, ya que en Cuenca estamos abandonados por la Diputación”. Por ello, ha continuado, “es importante trabajar todos a una para conseguir que Núñez y Feijóo presidan los Gobiernos porque necesitamos lealtad institucional para no encontrar puertas cerradas en las administraciones. Si conseguimos gobernar más Ayuntamientos y Juntas, hablaremos de una España y una Castilla-La Mancha llena de oportunidades”.

Para Raquel Jurado, la alcaldesa de Almadén, el reto demográfico de su municipio “no es fácil, pero tampoco imposible, si realmente la Junta pusiera un poco de empeño. Page no valora nuestro municipio y somos la tercera y última ciudad nombrada Patrimonio de la Humanidad. Nos ha olvidado hasta en su propia publicidad. Primero es creer y la Junta no cree en los pueblos”.

A su vez, ha señalado que, a pesar de ser sede universitaria, las comunicaciones están totalmente abandonadas y ha recordado que es una de las obligaciones de la Ley de Medidas contra la Despoblación. “Son muchos los anuncios que Page ha hecho de esta ley, la realidad es que no se dotan de esas partidas económicas que harían falta para hacer frente a la despoblación y que nos situarían como polo de atracción turística y de estudios, pero sin transportes es imposible”.

Las carencias en los servicios públicos básicos como la sanidad, el agua y el transporte, también están provocando graves problemas de pérdida de población en Villapalacios y así ha sido denunciado por su alcalde, José Pajares.

“Nuestros ciudadanos más jóvenes no ven futuro en el municipio y por eso no invierten y muchas empresas están echando el cierre. El relevo generacional en los negocios es nulo y por eso nuestra comarca tiene un reto demográfico muy importante”.

Y ha pedido a Page “hacer una política real. No se puede perder más el tiempo porque los municipios como Villapalacios, nos estamos muriendo. Necesitamos una política útil y buscar soluciones. Desde el PP lucharemos para que Paco Núñez sea el próximo presidente de la Junta”.

De otro lado, el alcalde de Gajanejos, Álvaro Vara, ha puesto en valor el proyecto en el que están trabajando en su comarca para la creación de un eje central ferroviario que convierta a la comarca en un cambio de paradigma empresarial.

“Apostamos por trabajar en una red que atraiga servicios y sirva como punto estratégico a la zona. Si queremos ser una región llena de oportunidades, necesitamos que la Junta se lo crea y para ello Page debería invertir en estos municipios que suponen grandes retos demográficos y deje de limitar su crecimiento”.

Por último, el alcalde de Mora y presidente de la Mancomunidad del Algodor, Emilio Bravo, ha criticado que “Page no pone sobre la mesa de muchos ayuntamientos las ayudas que necesitan”. Otro ejemplo de ese abandono por parte de la Junta, ha dicho Bravo, sería la financiación del servicio de agua y arreglo de caminos que necesita la Mancomunidad de Algodor, compuesta por 500 municipios, “en estos momentos esa financiación es soportada por el dinero de los ayuntamientos y los vecinos”.

“Estoy seguro de que cuando el presidente del PP-CLM, Paco Núñez, sea presidente de la Junta, las cosas van a cambiar porque Núñez es conocedor de los problemas que tenemos los alcaldes de los municipios de Castilla-La Mancha. Tenemos un reto y una oportunidad para que las cosas cambien”.

Comentarios