41 voluntarios de Protección Civil, bomberos e integrantes de organismos del Estado se forman en incendios de vegetación y RCP

En la Escuela de Protección Ciudadana de Castilla-La Mancha, durante este fin de semana

Un total de 41 alumnos, entre voluntarios de distintas agrupaciones de Protección Civil de las provincias de Guadalajara, Ciudad Real y Toledo, bomberos, policías locales y personal del Ministerio de Defensa, han participado este fin de semana en dos cursos que se han desarrollado en la sede de la Escuela de Protección Ciudadana, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda, Administraciones Públicas y Transformación Digital. Uno de ellos versaba sobre incendios en vegetación y el otro sobre reanimación cardiopulmonar (RCP) y la correcta utilización del desfibrilador automático (DEA). Ha estado presente en los mismos el director general de Protección Ciudadana, Emilio Puig.

En la primera de las actividades formativas, aquella que versa sobre incendios en vegetación, han participado 20 voluntarios, procedentes de agrupaciones de Protección Civil de la provincia de Toledo. Estos alumnos han cursado las ocho horas de esta actividad formativa, una de las más apreciadas por los integrantes de estas agrupaciones, ya que les proporciona los conocimientos y técnicas básicas para poder actuar como apoyo a los bomberos forestales en aquellos casos en los que las llamas afecten a rastrojos y a zonas de monte bajo.

Se trata de la primera edición de las cinco que se llevarán a cabo este año en Castilla-La Mancha, estando previsto que durante el mes de marzo se realice este curso en las provincias Cuenca y Albacete, en abril en Guadalajara y en mayo en Ciudad Real, hasta completar los 100 alumnos que realizarán esta formación en 2023.

Durante la actividad formativa en cuestión, los voluntarios adquieren y refuerzan conocimientos sobre las técnicas y procedimientos generales de lucha contra incendios incendios, aplicando estos protocolos de actuación, en concreto, a los incendios en vegetación. Para tal fin, se les informa sobre los métodos de extinción más adecuados para zonas forestales, de monte bajo y de rastrojo, con el objetivo de que puedan dominar las técnicas de ataque y extinción atendiendo a las particularidades de la zona afectada por el incendio y su material combustible.

Una de las motivaciones más importantes del curso es que estos conocimientos, una vez adquiridos por los voluntarios de las agrupaciones, pueden ponerse en práctica y ser determinantes a la hora de prestar apoyo a los cuerpos de extinción y servicios especializados en incendios forestales y de vegetación.

Los alumnos que han participado en este curso procedían de las agrupaciones de Protección Civil de las localidades de Numancia de la Sagra, Quismondo, Santa Cruz de la Zarza, Torrijos, Valmojado, Yuncos y Toledo capital.

Por otro lado, la segunda actividad formativa que se ha celebrado durante este fin de semana ha tenido como objetivo la formación en técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) y el uso correcto del desfibrilador automático (DEA), con el propósito de ofrecer a los alumnos los conocimientos necesarios para lograr la resucitación cardiopulmonar de cualquier persona que pueda sufrir un infarto.

Asistencia sanitaria en emergencias

Esta actividad formativa en concreto se desarrolla en dos ediciones a lo largo del año, la primera de las cuales ha tenido lugar este fin de semana en la sede de la Escuela de Protección Ciudadana, en Toledo, y en ella han participado un total de 21 personas procedentes de agrupaciones de Protección Civil de las provincias de Toledo y Ciudad Real, así como efectivos de bomberos, agentes de Policía Local y personal del Ministerio de Defensa.

En el curso se facilita formación teórica con una introducción inicial que trata, entre otras cuestiones, los aspectos éticos y la responsabilidad. Además, los alumnos adquieren conocimientos sobre la importancia del rol que tiene el primer interviniente en la cadena de supervivencia, la resucitación cardiopulmonar básica y sobre la utilización del desfibrilador automático.

Desde luego, el detalle más importante esta formación se encuentra en la formación práctica, aquella en la que los alumnos aprenden efectivamente cómo actuar con personas que estén sufriendo un infarto o un accidente cardiopulmonar.

En este sentido, los 21 alumnos participantes han profundizado en el reconocimiento de la parada cardiorrespiratoria, así como en el manejo de la situación con un interviniente y combinada con dos intervinientes, desarrollando así los papeles de líder y acompañante. Además, han recibido formación práctica sobre vía aérea y manejo del DEA, además del manejo combinado de soporte de la vía aérea y utilización del DEA, en situaciones con uno y dos primeros intervinientes.

Los alumnos que han participado en este segundo curso procedían de las localidades toledanas de La Puebla de Almoradiel, Ocaña, Santa Olalla, Valmojado, Yuncos y de Toledo capital. Los llegados de la provincia de Guadalajara son de Alovera y Villanueva de la Torre. Ha habido dos integrantes de Albacete capital y también han acudido alumnos de la provincia de Ciudad Real, concretamente de las localidades de Herencia, Puertollano y Ciudad Real capital. Además, a todos ellos hay que sumar la asistencia del personal del Ministerio de Defensa.

Comentarios