Puertollano saborea su guiso más sagrado en un día festivo por primera vez en la historia (galería fotográfica)

Cientos de personas han acudido a la Glorieta de la Virgen de Gracia para conseguir alguna de las 6.000 raciones que se han preparado en una treintena de ollas a lo largo de la mañana

Puertollano ya saborea su guiso más sagrado del Santo Voto en una jornada festiva, por primera vez en la historia es fiesta local, y ello ha contribuido a que cientos de personas acudan a la glorieta Virgen de Gracia a conseguir alguna de las seis mil raciones que se han preparado en una treintena de ollas a lo largo de la mañana.

Un intenso día que comenzaba con la eucaristía en la parroquia, a la que ha asistido el alcalde, Miguel Ángel Ruiz, para renovar el Voto en nombre de la ciudad.

Alrededor de la una de la tarde el párroco de San Antonio de Padua, Alfonso Morejudo, acompañado del párroco de la Virgen de Gracia ha sido el encargado de la oración y bendición del guiso, cuyo reparto ha sido iniciado por el alcalde, junto con los presidentes de las Cofradías de Señoras y Caballeros, Corporación Municipal y mujeres de “Santa Águeda”.

Cientos de personas han aguardado para conseguir su ración, una por cabeza, que después degustarán en sus hogares junto a su familia después de un día de intenso trabajo que comenzó en las primeras horas de la mañana para la elaboración de la receta más puertollanera, que ha sido elaborada por el cocinero Jorge Pérez Bayo con 1.800 kilos de carne y 2.000 de patatas.

Primer Voto como alcalde

Miguel Ángel Ruiz, en su primer Santo Voto como alcalde, afirmó que es ilusionante y emocionante para todo ciudadano de Puertollano sentirse representado en esta tradición de aquellos supervivientes de la peste negra que rememora la resiliencia y a los vecinos de Puertollano que superan todas las adversidades que nos vienen.

Una fiesta para compartir

El alcalde considera que es un reto mantener viva esta fiesta seiscientos años después que los vecinos comparten, la viven en familia y se acercan a la parroquia de la Virgen de Gracia para darle las gracias por el milagro que hizo para que sobrevivieran las trece familias.

Ruiz aprovechó este día para pedir a la patrona de Puertollano mucha salud para todos y trabajo para que tengamos futuro, crezcamos como ciudad y sigamos soñando.

Galería fotográfica / Ayuntamiento Puertollano