Puertollano: Aprobada una modificación presupuestaria en Festejos a pesar del primer 'no' de Vox al PP en un Pleno en esta legislatura

El voto en contra de Vox se ha unido a los de PSOE e IU, pero la ausencia del concejal socialista Zeyd Hijazi y el voto de calidad del alcalde han permitido aprobar una medida con la que el Ayuntamiento asumirá como promotor la gestión y recaudación de eventos festivos y culturales

Era un Pleno que, a priori, llegaba con poca miga, pero que finalmente ha contado con una importante novedad. El Grupo Municipal de Vox, por primera vez en lo que va de legislatura, ha decidido no apoyar una de las medidas que el equipo de Gobierno del PP ha llevado a la sesión plenaria. En consecuencia, y debido a la ausencia del concejal del PSOE Zeyd Hijazi, ha sido necesario realizar una doble votación ante el empate de manos alzadas de los ediles asistentes, siendo finalmente el voto de calidad del alcalde el que ha decantado la balanza.

El punto que se abordaba era la aprobación de manera inicial del expediente de modificación presupuestaria, declarando ampliables las partidas correspondientes a Festejos Populares, Festividad del Santo Voto y Puertollano Winter Festival. Sin embargo, desde el primer momento, los tres grupos políticos de la oposición se han mostrado en contra del mismo.

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz, argumentaba que esa modificación busca generar nuevos créditos destinados a la partida de Festejos como paso previo a que el Ayuntamiento se haga cargo de la gestión y recaudación del dinero obtenido en la taquilla de eventos culturales y festivos, que hasta ahora estaba en manos de promotores particulares. Así, el Ayuntamiento, al actuar en calidad de promotor, generará ingresos con la recaudación obtenida en los diversos espectáculos que nutrirán las aplicaciones presupuestos de los gastos correspondientes.

Jesús Manchón, concejal de IU, abría el turno de dudas alegando que “la falta de transparencia y de información de este equipo de Gobierno hace que desconfiemos. Esto se debe a que se ha gastado una gran parte de la partida de Festejos y eso que solo estamos en febrero, a pesar de que esa partida es bastante mayor que la del año pasado”.

Según Manchón, “lo que se hace con esta medida es poner el riesgo la economía del Ayuntamiento sin tener ninguna experiencia en lo que se pretende hacer. Se trata, en definitiva, de ofrecer pan y circo a la población”.

Félix Canal, portavoz del Grupo Municipal de Vox, por su parte, comunicaba, para sorpresa de los presentes, que no iba a respaldar este punto ya que “no creemos que sea la forma correcta de empezar con el presupuesto. Desde el punto de vista técnico todo es correcto, pero desde el plano político no nos lo parece, aunque no dudamos de que se haga en otros ayuntamientos”.

Al respecto, Canal ha recordado que el presupuesto de municipal “se acaba de aprobar, ya que estamos en febrero”, por lo que ha dicho no entender este cambio a estas alturas del año.

Caso Sánchez, portavoz del Grupo Municipal Socialista, ha sido tajante al tomar la palabra afirmando que el equipo de Gobierno local “se ha gastado el presupuesto de un año en fiestas en apenas dos meses”, por lo que ha recalcado que “no vemos ninguna ventaja en esta propuesta, y sí muchas dudas, de modo que vamos a votar en contra”.

El alcalde, Miguel Ángel Ruiz, ha usado su turno de palabra para cerrar el debate aclarando que el dinero que se obtenga con esta medida en la Concejalía de Festejos “irá a una caja única”, por lo que no se trata de retroalimentar la partida Festejos. Asimismo, ha señalado que, con esta propuesta, “costarán menos los eventos ya que el precio de las entradas lo fija el Ayuntamiento, se lo lleva el Ayuntamiento y lo puede destinar a Festejos o a cualquier otra partida”. Por último, ha negado que la partida de Festejos esté terminada, desmintiendo así las acusaciones de PSOE e IU.