Las herramientas de la trilla, pieza del mes de abril en el Museo Etnológico de Puertollano

Tal y como ha expuesto la Asociación Cultural 'Portus Planus' en una brillante disección de Ramón F. Muñoz Cazallas

La trilla

Las herramientas de la trilla son la pieza del mes de abril en el Museo Etnológico de Puertollano, tal y como ha expuesto la Asociación Cultural 'Portus Planus' en una brillante disección de Ramón F. Muñoz Cazallas.

La trilla (texto y fotografías de Ramón F. Muñoz Cazallas)

Siguiendo con las tareas del campo para la recolección de cereales y otros granos, a la primera parte que fue la siembra, le siguió la siega, en tercer lugar, tenemos la TRILLA que es el tema de hoy y dejamos como cuarta y última tarea el aventado y encierre de grano y paja.

En la TRILLA intervienen varios términos relativos al terreno y operaciones, a saber: mieses, haces, tomiza, era, parva, trillo, bestias, gancho de era,  ….

Como vimos en el capítulo de la siega, las MIESES son las espigas de cereal maduras, llegan a las ERAS en pequeños HACES (conjunto de muchas espigas) atados con una TOMIZA (cuerda o soguilla de esparto).

La ERA es una parcela de terreno plana que puede estar o no empedrada.

La primera tarea era extender los HACES en la ERA previa retirada de la TOMIZA, se consigue así un conjunto de HACES que presentan una superficie un tanto irregular en el terrero de la ERA, a esto se le llama PARVA.

Para homogeneizar un poco la superficie de la PARVA, se hacen pasar por encina las BESTIAS (burros, mulas, caballos), que con sus pezuñas van aplastando las espigas y dejan así una superficie mas apta para el paso del TRILLO.

Los TRILLOS son herramientas o útiles muy antiguas destinadas a separar el grano de la paja en los cereales y otras cosechas. En distintas formas que las actuales hay constancia de su existencia hace varios miles de años, Plinio el Viejo ya relató las tareas tradicionales de trilla de cereales y algunas legumbres.

Al principio de la agricultura, la paja y el grano se separaban manualmente, se podía hacer así porque las cantidades eran pequeñas, después de pasó a utilizar las bestias que quebraban las espigas con sus pezuñas y a esto siguieron los TRILLOS que consiguen lo mismo en menos tiempo.

Básicamente, el TRILLO es un tablero grueso, hecho con varios listones de madera ensamblados entre sí, son de forma rectangular y tienen la parte delantera curvada hacia arriba para evitar que arrastren las mieses (es parecido a los trineos), la parte inferior o vientre está guarnecido de esquirlas cortantes de piedra (lascas) que en su mayoría son de pedernal, también solían llevar unas pequeñas cuchillas longitudinales que ayudan en la labor.

Las dimensiones de los trillos variaban con las zonas, estando entre un metro y metro y medio de ancho y dos metros o dos y medio de largo, el grosor de los listones es de cinco o seis centímetros.

En la parte delantera llevan clavada una argolla o anilla para atar el tiro de las bestias mediante un balancín que da suavidad a los giros y en la parte trasera llevan otra para atar el gancho de era.

Pueden ir tirados por una o dos bestias y sobre el trillo se coloca el trillador que controla el recorrido de las bestias en forma circular y con su peso contribuye a que las piedras del trillo corten los tallos y desgranen las espigas. En algunos casos se llegaba a añadir mas peso colocando piedras grandes u otros objetos pesados, sobre todo cuando los que trillaban eran niños.

Cuando la PARVA se ve bastante picada en superficie, se colocaban los GANCHOS de ERA (útiles curvos) en la parte trasera del trillo para remover la parva, sacando así a superficie las espigas enteras y dejando abajo la paja y grano ya separados. Volviendo a empezar un nuevo ciclo de vueltas y así hasta que toda la parva se vea uniforme y bien separado el grano de la paja.

Un accidente que se daba a veces en la trilla era que el TRILLADOR se dormía y las bestias se salían de la parva y se rompían las piedras del trillo.

Hay otra variedad de TRILLOS, son los llamados de CUCHILLAS, están formados por una estructura de madera, con asiento para el trillador incluido, que descansa sobre otra estructura metálica formada por ejes sobre los que se colocan unos discos metálicos dentados y afilados a modo de cuchillas que son las encargadas de cortar los tallos y desgranar las espigas.

En España se fabricaban trillos en muchos pueblos, pero el pueblo más trillero fue Cantalejo en la provincia de Segovia, también fabricaban otros aperos del campo.

En los años 50 Cantalejo llegó a tener 400 talleres y fabricaban más de 30.000 trillos al año, más de la mitad de la población se dedicaba a este oficio.

La materia prima preferida para las piedras era el sílex que llegaba de Guadalajara en grandes bloques que iban partiendo en trozos hasta llegar al tamaño requerido, para ello utilizaban diversas herramientas: machas, macho pilón, marras, mazas, martillos, etc., esta tarea la hacían los “briqueros”, hombres en su mayoría y lo que era el “empedrado” del trillo lo trabajaban más las mujeres, “enchifleras” las llamaban.

Un trillo grande podía llegar a tener hasta 3.000 lascas incrustadas y además había que seleccionarlas: las más pequeñas iban adelante, las medianas en el centro y las más grandes en los laterales y, sobre todo, en la parte trasera.

Actualmente se fabrican TRILLOS para adorno y los hacen de cualquier tamaño, desde miniaturas al tamaño original. También se aprovechan los viejos trillos para adornar en algunos lugares e incluso adaptarlo a muebles como mesas.

Los trillos fueron sustituidos por las cosechadoras automáticas que efectúan la siega, trilla, separación y limpieza de una sola pasada. El primer prototipo de cosechadora moderna se patentó en Virginia (EE UU) en 1834 y era tirado por bestias. Desde entonces se ha ido perfeccionado el invento y extendiéndose por todo el mundo, aunque todavía hay zonas en las que se sigue utilizando la trilla tradicional.

Se puede decir que el tipo de cosechadora tal como las conocemos hoy se empezó a fabricar después de la segunda guerra mundial, aunque desde entonces no ha dejado de mejorarse como sucede con cualquier máquina.

También se organizan trillas tradicionales como jornadas de ocio y recuerdo de tiempos pasados, en PUERTOLLANO se trilló en una feria hace bastantes años, puede que de 20 a 25, no recuerdo bien.

Recuerdo haber acompañado a mi abuelo Ramón cuando trillaba en Calzada de Calatrava allá por los finales años 50 del siglo pasado, él iba sentado y yo de pie detrás agarrado a la silla, debía tener 4 años.

En las fotos puede verse un detalle del empedrado del trillo y trillos completos, tanto de piedras como de cuchillas, en los de piedras hay colgado un GANCHO de ERA y también se ve la foto de una PARVA con trillo y trillador y los balancines de enganche.