El equipo de Gobierno de Puertollano plantea modificar la ordenanza del taxi para mejorar el servicio y regular el traspaso de licencias

Una modificación de la ordenanza que "lleva años sin hacerse y en la que venimos trabajando en los últimos meses tras varios encuentros con los diversos grupos políticos y con los taxistas”, según el alcalde

El equipo de Gobierno de Puertollano intentará mejorar el servicio de taxi en la ciudad y regular el traspaso de licencias con la modificación de la ordenanza que se llevará este jueves al Pleno municipal, tal y como ha informado este miércoles en rueda de prensa el alcalde, Miguel Ángel Ruiz.

Una modificación de la ordenanza que "lleva años sin hacerse y en la que venimos trabajando en los últimos meses tras varios encuentros con los diversos grupos políticos y con los taxistas”, apuntaba Ruiz. Con ello, se busca “poner fin a las quejas que se vienen repitiendo por parte de los usuarios y de los vecinos con el servicio de taxi, adaptándolo además a la nueva normativa de movilidad del transporte urbano”, añadía.

Igualmente, Miguel Ángel Ruiz ha recordado que “el objetivo es que las licencias que se quedaron vacantes se puedan cubrir lo antes posible ya que, además, muchos taxistas se están jubilando”. Del mismo modo, ha subrayado que los taxistas, según las ordenanzas, “tienen que ofrecer un servicio mínimo al Ayuntamiento y vamos a velar para que se cumpla, sobre todo en fines de semana y festivos”.

Modificación de créditos

Otro de los asuntos que se debatirá en el Pleno será una modificación de créditos para pagar varias obras que comenzaron en 2023 y que, según el alcalde, “se deben abonar con el presupuesto municipal de este año”. En consecuencia, se pretende suprimir de las cuentas el enlace del PAU II con la salida a la N-420, obra que estaba prevista para este año pero que “no se podrá hacer” ya que “el Ministerio nos ha pedido una serie de solicitudes que van a alargar los plazos”, señalaba Ruiz.

Poda de árboles y setos en propiedades privadas

Por último, el equipo de Gobierno local planteará una modificación de la ordenanza de convivencia con sanciones en el área de Medio Ambiente y con la obligación de que los encargados de la poda de árboles o setos que invadan la vía pública sean los dueños de la propiedad privada en la que se encuentren, puesto que en estos momentos esas tareas se asumen con medios municipales.

Comentarios