Viaje del vino de los periodistas de Ciudad Real para conocer la DO La Mancha

Catorce socios de la APCR han visitado la sede del Consejo Regulador situada en Alcázar de San Juan

Catorce socios de la Asociación de Periodistas de Ciudad Real (APCR) han participado este sábado en un viaje al corazón de la Denominación de Origen La Mancha situada en Alcázar de San Juan. La sede del Consejo Regulador ha acogido una visita para promocionar la cultura del vino entre los profesionales de la información de la provincia.  De la mano del gerente, Ángel Ortega, los periodistas han realizado una minuciosa cata comentada con vinos de las variedades airén y tempranillo, las mayoritarias en las 151.717 hectáreas de viñedo acogidas a la D.O. La Mancha.

Los periodistas han conocido las actuales tendencias de consumo mundial que pasan por los vinos blancos y varietales. Además, los miembros de la APCR han descubierto las cualidades aromáticas de las distintas variedades de uva de esta zona vitivinícola y su proceso de elaboración, consiguiendo vinos con un enorme potencial de conquista en múltiples mercados.

La D.O. La Mancha ha colaborado en este viaje del vino de los periodistas de su provincia conocedora de la importancia de una buena comunicación como elemento clave en la carrera de las bodegas para darse a conocer al mundo y de la necesidad de una divulgación correcta del sector vitivinícola. En este sentido, un conocimiento más profundo por parte de los periodistas y fotoperiodistas es crucial para acompañar a las nuevas generaciones de consumidores.

Esta D.O. aglutina a unos 13.500 viticultores de casi 200 municipios y 215 bodegas de Castilla-La Mancha, que sacan lo mejor de 150.000 hectáreas de viñedo. El recorrido por las instalaciones ha contado con una parada en el centro de interpretación del vino en el que se encuentra la historia del embotellado, las maquetas de bodegas o el viaje a través de los sentidos que facilitan diversos elementos interactivos. La visita ha finalizado degustando un aperitivo con productos de la tierra.

Previamente, los periodistas habían visitado la Casa del Hidalgo para, de la mano de un guía de la oficina municipal de turismo conocer cómo vivían los hidalgos manchegos en la época de Miguel de Cervantes, que se inspiraría en ellos para crear su famoso personaje Don Alonso Quijano. Así, en un ameno recorrido por las diferentes estancias como el patio, la bodega o los aposentos, se han podido hacer una idea de cómo era su modo de vida, costumbres y creencias, así como la estructura de una casa solariega manchega del siglo XVI.

Comentarios