El subdelegado del Gobierno acompaña a las bodegas y viticultores de la DO La Mancha en la entrega de sus premios de calidad

Ha mostrado "el compromiso firme del Gobierno de España con el desarrollo y fortalecimiento del sector vitivinícola"
El subdelegado del Gobierno de España en Ciudad Real, David Broceño, ha participado en la gala más importantes para los viticultores de la Denominación Origen La Mancha.  “Se celebra no solo la excelencia enológica, sino también el legado de generaciones dedicadas al arte de la vinificación” ha destacado.

Junto al consejero de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Julián Martínez, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, el presidente del Consejo Regulador, Carlos Bonilla y el presidente de Globalcaja, Mariano León, ha participado en los  XXXVII Premios de Calidad de Vinos embotellados y varietales de la Denominación Origen La Mancha que homenajea “el talento y la dedicación de nuestros viticultores y bodegueros, quienes con pasión y esfuerzo continúan elevando el prestigio de esta denominación de origen” ha afirmado el subdelegado.

Un total de 34 galardonados en este concurso que han sido seleccionado por un jurado, a través de una cata a ciegas el pasado 27 de febrero. La DO La Mancha ampara a los viñedos de cuatro de las cinco provincias de Castilla-La Mancha -Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo- con más de 20.000 viticultores en alrededor de 280 bodegas, casi la mitad de las cuales exportan sus vinos a todo el mundo, y realizan su crianza en barricas de roble.

El subdelegado del Gobierno, ha reconocido a la DO La Mancha “su tradición e innovación para producir vinos que capturan la esencia única de nuestra tierra en cada botella".

Además, ha manifestado el compromiso firme del Gobierno de España “con el desarrollo y el fortalecimiento del sector vitivinícola” brindando “apoyo y asistencia” para entender las necesidades detectadas en este ámbito.

Para finalizar, ha tenido ocasión de felicitar a los premiados y ha puesto en valor “el compromiso inquebrantable” de la DO La Mancha con la calidad y la innovación de sus vinos que le caracterizan.