El PP considera que las necesidades viales y económicas de La Solana, Membrilla y su entorno requieren "mejorar la capacidad de la N-430"

Denuncian que el trazado actual "soporta una gran cantidad de camiones, vehículos industriales, agrícolas y maquinaria"

La alcaldesa de La Solana, Luisa Márquez, su equipo de Gobierno local y los diputados del Partido Popular por Ciudad Real, Carmen Fúnez y Enrique Belda, trabajan estos días para mantener vivas las reivindicaciones de la zona sobre la carretera de titularidad estatal, N-430, en el término municipal de esta localidad, motivo por el que una delegación de La Solana ha visitado el Congreso para ultimar una iniciativa parlamentaria al respecto.

Sostienen los “populares” que la eliminación o, en su caso, la adaptación de las carreteras de titularidad estatal, a su paso por localidades y núcleos de población de todo orden, ha sido un proceso muchas veces lento, que ha caracterizado las políticas de obras públicas y de movilidad en las últimas décadas, considerando que no es de recibo que, en circunstancias geográficas de viabilidad y con terreno a disposición, carreteras de alta densidad de tráfico convivan con el día a día de la población urbana viandante y con el habitual trasiego de pueblos y ciudades, fundamentalmente por la peligrosidad que genera en los residentes y los perjuicios de todo orden, especialmente medioambientales, que tal situación conlleva.

Señalan que, en la provincia de Ciudad Real, el caso más evidente de desatención por parte del Gobierno Central ante una travesía calificada como carretera de titularidad estatal (entro otros ejemplos sangrantes), es el mantenimiento de la actual situación de la N-430 a su paso por el municipio de La Solana, y también en su tramo de conexión con la localidad de Membrilla. Y es que La Solana, con una población de más de 16.000 residentes, lugar de influencia social y económica por razones geográficas, vinculada a la entrada de todo el Campo de Montiel, demandaría una actuación integral de mejora que, al menos, implementara un carril de vehículos lentos y el ensanchamiento de los arcenes.

Denuncian desde el Partido Popular que el trazado actual soporta una gran cantidad de camiones, vehículos industriales y agrícolas, maquinaria, etc. que convive con el tráfico habitual del pueblo y de las localidades adyacentes, generando situaciones muy preocupantes, especialmente en períodos de mayor dinamismo económico como consecuencia de la vendimia, campañas de la oliva, recogidas hortofrutícolas, etc. "Estos vehículos y esta maquinaria son también elemento de riqueza, empleo, y reflejan que la zona se ha adaptado a nuevos medios de producción que requieren unas infraestructuras a la altura de las circunstancias. Una mejor infraestructura ayuda a estabilizar población y empleo", subrayan Fúnez y Belda.

Recuerdan que además de la actual alcaldesa, concejales de distintas corporaciones, diputados del PP y políticos del partido Ciudadanos, cuando esta fuerza política tuvo representación por esta circunscripción, ya se encargaron de resaltar este problema, y que alcaldes socialistas lo dieron como prioridad desde hace más de cinco años, “guardando reverente silencio al actual Gobierno, todos aquellos que reconocían este problema desde hace más de una década ante la inactividad de los sucesivos responsables del Ministerio competente”, han aseverado.

Por todo ello, han anunciado que el Partido Popular registrará hoy una pregunta al Gobierno para comprobar si reconoce la necesidad de proceder a la adaptación de la N-430 a su paso por la localidad de La Solana y en su tramo de conexión con Membrilla.