La Junta agradece a la Guardia Civil que haya evitado el matrimonio forzado de una niña de doce años en Malagón

“Un caso de violencia machista de los más crueles”, destaca Blanca Fernández
La delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Blanca Fernández

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la delegada de la Junta de Comunidades en Ciudad Real, Blanca Fernández, ha agradecido la “profesionalidad” y la “implicación” de la Guardia Civil al evitar un matrimonio de una niña de doce años en la provincia ciudadrealeña.

De igual modo, Blanca Fernández se ha congratulado “de que esa niña ya pueda estar hoy tutelada y fuera de ese riesgo tan brutal que suponía ser vendida por 3.000 euros para que contrajera matrimonio” contra su voluntad. Blanca Fernández se ha referido de este modo al suceso ocurrido en el municipio de Malagón, donde se ha detenido a la madre y al padrastro de la pequeña que iba a ser obligada a contraer matrimonio forzado, unos hechos que ha condenado “rotundamente”.

En este sentido, la responsable del Gobierno regional ha afirmado que este caso “es violencia machista de la más cruel” ante la que hay que ser muy contundentes, aunque en esta ocasión, “afortunadamente, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado otra vez han salvado a una víctima al poder rescatarla”.