La Junta agradece a la Federación de Amigos del Pueblo Saharaui y a las familias acogedoras su solidaridad por el programa ‘Vacaciones en paz’

En la recepción a quince niños que han llegado este viernes a nuestra provincia

El delegado provincial de Bienestar Social en Ciudad Real, Eulalio Díaz-Cano, ha participado, en nombre del Gobierno de Castilla-La Mancha en la recepción a los quince niños procedentes del Sáhara que forman parte del programa 'Vacaciones en paz'.

Los quince menores forman la primera parte de los 39 niños y niñas que llegarán en los próximos días a pasar el verano con familias de la provincia de Ciudad Real gracias, un año más, a la iniciativa de la Federación provincial de Amigos del Pueblo Saharaui que encabeza su presidente Silvestre del Rio.

Díaz-Cano, que ha estado acompañado por el alcalde de Herencia, Sergio García Navas, ha agradecido “tanto la labor de la Federación provincial de Amigos del Pueblo Saharaui como a las familias que los acogen, la labor y la solidaridad que realizan con estos menores durante los meses de verano dándoles la oportunidad de poder participar en actividades de ocio, actividades culturales, o disfrutar de la piscina. Además, de pasar un verano atendidos en aspectos desde el punto de vista sanitario.

El delegado provincial de Bienestar Social ha señalado que los veranos de nuestra infancia “son una parte fundamental de nuestra educación sentimental” por lo que se ha mostrado seguro de que “los niños y niñas que hoy recibimos van a guardar para siempre un recuerdo cargado de emoción y cariño”.

El representante del Gobierno regional ha recordado que los derechos de los niños y niñas vienen respaldados por la Convención de los Derechos del Niño y “debemos luchar por asegurarles el bienestar a través del cumplimiento de todos ellos”.

Además, el hecho de nacer en un territorio u otro “no debería diferenciar la seguridad de dichos derechos en la infancia”, y como sociedad “tenemos que luchar para complementar la situación tan vulnerable que tienen en otros países y proporcionarles una oportunidad de crecimiento personal”.

De este modo, estos campamentos de verano “les permiten tener una oportunidad para asegurarles una revisión médica, asegurarles oportunidades educativas, proporcionarles una oportunidad única de crecimiento y por ello, desde el Ejecutivo regional “trabajamos cada año”.

Desde el Gobierno Regional de Castilla la Mancha “apostamos por cuidar en todos los sentidos a la Infancia y la Adolescencia, tanto con respecto a nuestros chicos y chicas de la Región, como aquellos que temporalmente puedan disfrutar de nuestro territorio”. Se trata, ha advertido, “de acciones que no tienen en cuenta las diferencias territoriales, de origen o de cultura, simplemente se trata de acciones que apuestan por el Bienestar Integral de toda la Infancia”.

Comentarios