Los diputados nacionales del PP por la provincia de Ciudad Real se interesan por el suministro de agua en Castellar y Torrenueva

"El Gobierno central debe responder de la situación de las infraestructuras", aseguran

Fúnez y Belda
Belda y Fúnez
Los diputados del Partido Popular por Ciudad Real, Carmen Fúnez y Enrique Belda, van a registrar una pregunta a la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, sobre la obligación del Gobierno de procurar el abastecimiento de agua, en su ámbito competencial, para Castellar de Santiago y Torrenueva.

Según apuntan Fúnez y Belda, la situación de varios municipios de la provincia de Ciudad Real en materia de infraestructuras que procuren el abastecimiento de agua potable se está convirtiendo en insostenible, ya que, a su parecer, la dejación de las administraciones estatal y autonómica en sus respectivas obligaciones competenciales, dejan a alguna de las localidades de la provincia pendientes, exclusivamente, de la incierta llegada de la lluvia, “como ocurría siglos atrás”. 

Advierten que de nada parecen servir los recurrentes avisos, gestiones y peticiones de ayuntamientos como los de Castellar de Santiago y Torrenueva, desde hace lustros, para que se planifiquen las obras que permitan canalizar, mantener o reparar las infraestructuras que procuran el agua potable, siendo la inactividad de la Confederación Hidrográfica a este respecto la que sitúa a estas localidades, muy en especial a Castellar de Santiago, por ser la localidad más lejana al pantano de referencia, en la tesitura de perder el servicio esencial, en cuestión de semanas.

Así mismo, señalan que los ayuntamientos afectados, que han tenido una actuación desigual de seguimiento en los tres mandatos anteriores, tienen en la prestación última del servicio una responsabilidad limitada, y no pueden estar derivando recursos públicos de otras competencias, a la cobertura de los defectos de actuación de otras administraciones territoriales.

De igual forma, consideran Fúnez y Belda que los pozos y las infraestructuras de urgencia que se utilizan como remedios improvisados o alternativos, surgen por la desatención del Gobierno central desde varios de sus departamentos y, particularmente, de las confederaciones hidrográficas competentes, asegurando que los fondos municipales ni pueden ni deben paliar la planificación y ejecución de las obras públicas de infraestructuras que atajen de una vez este riesgo histórico y recurrente. 

Apuntan que la situación hídrica de la provincia va a ser una de las cuestiones esenciales objeto de seguimiento por los representantes parlamentarios del Partido Popular, “más aún cuando el panorama climatológico previsto por los expertos no hará otra cosa que agravar los problemas de abastecimiento de hogares, campos, explotaciones e industrias de nuestra tierra”, han finalizado.

Comentarios