Campo de Criptana, escenario de la entrega de reconocimientos becas a emprendedoras promovidos por FADEMUR

Se han concedido a cinco emprendedoras de las cinco provincias de la región

El emprendimiento en la región es una de las señas de identidad de las mujeres rurales; como bien saben en la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales, FADEMUR, de Castilla-La Mancha, quienes un año más celebran la entrega de los reconocimientos becas de emprendedoras a cinco proyectos de las cinco provincias de la región. El lugar elegido para esta edición, ha sido Campo de Criptana, y al acto de inauguración han asistido Teresa López, presidenta de FADEMUR; Gracia Canales, viceconsejera de Política Agraria Común y Política Agroambiental JCCM; José Andrés Ucendo, segundo teniente de Alcalde de Campo de Criptana; además de Pascual Ortiz, secretario provincial de UPA Ciudad Real y la presidenta de FADEMUR Castilla-La Mancha, Elisa Fernández.

Las becas al emprendimiento rural pretenden dar un impulso y reconocimiento a sus proyectos, un acto de reconocimiento y visibilización a proyectos originales, creativos e innovadores liderados por mujeres rurales para promover, impulsar y consolidar el emprendimiento femenino. En concreto, han sido cinco galardonadas por diversas razones: en la provincia de Albacete, Isabel Pascual, de Ciudad Real, Rosalinda Manzanero, en Cuenca, Agustina Ramíres; mientras que en Guadalajara ha recaído en Loreto Palafox, y en Toledo Ana Gutiérrez. El reconocimiento a proyecto consolidado ha sido para la viticultora de Villamalea, María José Bellolouro, que ha enfatizado en la necesidad de mantener la ilusión y tenacidad en un proyecto de vida como el suyo.

El segundo teniente de alcalde de Campo de Criptana, José Andrés Ucendo, ha dado la bienvenida a su municipio a las más de doscientas mujeres de toda la región que se han desplazado a la Casa de la Cultura a compartir experiencias de vida y la visibilización de proyectos como los becados con 500 euros hoy en esta jornada de entrega de becas al emprendimiento.

La presidenta de FADEMUR Castilla-La Mancha, Elisa Fernández, ha destacado la importancia de visibilizar este tipo de proyectos que nacen a diario y necesitan de un pequeño impulso. “Además de ser un incentivo económico, también es bueno indicar que se trata de un reconocimiento de la familia FADEMUR para todos esos proyectos que surgen a diario en la región”. Teresa López ha indicado la importancia de mostrar el músculo de las asociaciones, de las mujeres rurales y de actos como este para enfatizar en la necesidad de trabajar por la igualdad real y efectiva; así como acabar con la lacra de la violencia machista.

Gracia Canales, viceconsejera de Política Agraria Común y Política Agroambiental, ha insistido en cómo esta organización ha luchado por hacer real el Estatuto de las Mujeres Rurales, una norma pionera en España. La interlocución es una fuente imprescindible para que las normas sean efectivas y acorde a lo que demanda la sociedad; de ahí que se estén negociando mejoras en este Estatuto para la mejora diaria del mundo rural y de las mujeres, en concreto.

Cinco provincias, cinco becadas

Las becas al emprendimiento rural, que nacen con el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y con continuidad en el tiempo para seguir dando visibilidad a muchos proyectos de emprendedoras, ofrecerles una pequeña inyección económica y publicitaria para seguir creciendo en los proyectos FADEMUR.

Por su carácter innovador, por promover la investigación y el desarrollo de fertilizantes específicos para cultivos que garanticen cosechas sostenibles, residuo cero y que proporcionen materias primas de calidad, Isabel Pascual Ballesteros, con su proyecto ARS CANNA de Almansa.

Por apostar por una actividad clave donde se juega un papel fundamental en el cuidado y custodia del territorio y la biodiversidad, por nuestro convencimiento de que es necesario garantizar la sostenibilidad económica, social y medioambiental de nuestras pequeñas explotaciones agrarias y en particular de la agricultura familiar y social; se seleccionó a la ganadera Rosalinda Manzanero, de Alcázar de San Juan.

Por una combinación perfecta entre la agricultura y la artesanía. Heredera de la técnica de elaboración de las ristras, con la anea, ha continuado con el cultivo del ajo morado la tradición familiar introduciendo piezas artesanas sorprendentes basadas en los preciados bulbos; la Junta Directiva de FADEMUR Castilla-La Mancha ha seleccionado a Agustina Ramírez por su proyecto Ajos Ramírez de Las Pedroñeras.

Por abrir nuevos caminos, por apostar por la producción de la trufa yendo más allá, por descubrirnos un mundo de experiencias sensoriales sobre este manjar, por fomentar nuevas formas de turismo vinculadas al territorio y por lograr que vivir la trufa de una forma autentica sea toda una experiencia, se otorga la beca al emprendimiento a Loreto Palafox por su proyecto Trufa Zero de Cifuentes.

Por practicar la diversificación de cultivos combinando los más arraigados con otros más novedosos: Olivar, azafrán, cereal, viña, pistacho y almendro ponen en valor la importancia de la diversificación.  Y por apostar por la venta directa, ya comercializa con su marca el aceite de oliva y el azafrán y estamos seguras que lo hará más pronto que tarde con el resto de su producción, la beca de emprendedoras en Toledo, para Ana Gutiérrez por su proyecto Estigma Rojo de Madridejos.

El acto de Campo de Criptana de entrega y reconocimiento de las becas al emprendimiento rural, que nacen con el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Instituto de Igualdad pretenden tener continuidad en el tiempo para seguir dando visibilidad a muchos proyectos de emprendedoras, ofrecerles una pequeña inyección económica y publicitaria para seguir creciendo en los proyectos FADEMUR.

Comentarios