Blanca Fernández garantiza que el Gobierno regional seguirá poniendo en marcha iniciativas que faciliten la vida a las personas LGTBI

En la inauguración de la Jornada ‘Castilla-La Mancha, el orgullo que nos une’

La delegada de la Junta de Comunidades en la provincia de Ciudad Real, Blanca Fernández, ha afirmado que el Gobierno de Castilla-La Mancha seguirá “poniendo en marcha iniciativas que faciliten la vida a las personas LGTBI y luchando con uñas y dientes contra el discurso del odio”.

En este sentido, Blanca Fernández ha advertido que “estamos en un contexto en el que el odio se ha convertido en una moneda de cambio, lamentablemente muy habitual, no solo en las redes sociales, sino incluso en la calle”.

La delegada ha lamentado que se ha convertido en algo habitual que la población LGTBI sufra violencia, humillaciones, insultos y, en el peor de los casos, ha citado el ataque sufrido semanas atrás por una pareja gay en Puertollano por su orientación sexual.

Y es que, “a pesar de encontrarnos en pleno siglo XXI y de que la mayoría de la sociedad es una sociedad respetuosa y abierta que entiende que la diversidad enriquece, hay igualmente una parte de la sociedad cada día más reaccionaria, alimentada por los discursos del odio” que ha tildado de “oportunistas, falsos y basados sobre la base de estereotipos” que hacen la vida más difícil a un colectivo de cinco millones de personas en España.

Una presión social que, aunque sea minoritaria, “hace mucho daño a estas personas una parte de la sociedad”, ha indicado Blanca Fernández al reflexionar sobre la salud mental del colectivo LGTBI con datos alarmantes. “Tenemos una altísima tasa de suicidios en nuestro país, especialmente desde la pandemia, pero es que dentro de la población LGTBI esa tasa de suicidios se duplica”, y un 65 por ciento ha sufrido alguna vez ansiedad, y un 55 por ciento, depresión”.

Pese a todo, la delegada de la Junta de Comunidades ha defendido que “estamos demostrando que Castilla-La Mancha es una sociedad madura y diversa donde la mayoría de la gente es absolutamente respetuosa y es absolutamente normal, en el sentido de que la normalidad no es otra cosa que respetar a las demás personas”.

Unas jornadas que han comenzado con la inauguración en el Antiguo Casino de la exposición ‘Orgullo de ser’ a cargo de Nieto-Márquez y que han continuado en la Biblioteca Pública del Estado con la proyección del cortometraje ‘Quince’ de la Asociación Espacio Diverso para la Igualdad LGTBI, con la presentación del servicio de atención integral a personas LGTBI de Castilla-La Mancha en Ciudad Real (SAI-LGTBI CLM), y la presentación también de ‘El libro rosa, manual de activismo para erradicar la homofobia, lesbofobia, bifobia y transfobia’ escrito por Ramón Martínez.

Más de 1.500 atenciones en un año

Precisamente sobre el SAI-LGTBI CLM, Blanca Fernández ha apuntado que en el primer año desde su puesta en funcionamiento “ha tenido 1.500 atenciones, la mayoría de ellas del ámbito psicológico. Esto avala lo que estoy diciendo en relación a los datos de salud mental y, además, con la realidad de que somos la tercera provincia que más atenciones estamos teniendo dentro de este servicio”.

Blanca Fernández ha ofrecido estos datos en la inauguración de las Jornadas ‘Castilla-La Mancha, el orgullo que nos une’, acto que ha contado también con la presencia del subdelegado del Gobierno de España en Ciudad Real, David Broceño, la delegada de Igualdad, Manoli Nieto-Márquez, las parlamentarias nacionales Pilar Zamora y Cristina López, miembros de la Corporación municipal en el Ayuntamiento de la capital, así como una amplia representación de colectivos y entidades.

Para finalizar, la delegada de la Junta de Comunidades ha querido dejar un mensaje positivo, al declarar que “una sociedad diversa es no solamente más bonita, sino que es esencialmente más democrática, y si lo que pretendemos es defender los valores de un país democrático, un país donde todas las personas tengamos nuestro espacio compartido en igualdad”.

Comentarios