Argamasilla de Alba organiza una mesa redonda con Jesús García, maquillador y caracterizador ganador de tres Premios Goya

En la Casa de Medrano

En un acto de orgullo y agradecimiento, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Argamasilla de Alba organizó este sábado 12 de abril en la Casa de Medrano la mesa redonda “Encuentro a cámara lenta” con Jesús García Ruiz, maquillador y caracterizador de la localidad y ganador de tres Premios Goya, con la participación como entrevistador y moderador del periodista Óscar Lara. Durante la mesa redonda se proporcionó una visión fascinante de la vida y carrera de Jesús García, revelando su ingenio, dedicación y amor por su oficio y por Argamasilla de Alba.

La alcaldesa, Sonia González, alabó a Jesús, destacándolo como un digno representante de Argamasilla de Alba. Puso de relieve su humildad y su profundo amor por sus raíces. Además, manifestó su orgullo por los éxitos alcanzados y como ha logrado proyectar el nombre de su pueblo tanto a nivel nacional como internacional. Como muestra de gratitud y recuerdo, la alcaldesa le hizo entrega de una estatuilla de Cervantes, a semejanza de la que preside la plaza Alonso Quijano, obra del escultor local Cayetano Hilario, en reconocimiento a su valiosa aportación a la localidad y a su sobresaliente trayectoria artística.

La concejala de Cultura, María José Díaz, fue la encargada de presentar el acto y a los participantes. Durante su intervención, Díaz describió a Jesús Ruiz como un “Quijote del siglo veintiuno”. La concejala elogió su trayectoria, el orgullo por su tierra, Argamasilla de Alba, y sus logros profesionales en la industria del cine. “Un soñador es aquel que solo puede encontrar su camino a la luz de la luna, y su castigo es que ve el amanecer antes que el resto del mundo”, citó Díaz a Oscar Wilde para describir a García Ruiz y a todos los jóvenes que luchan por alcanzar sus sueños.

Durante el “Encuentro a cámara lenta”, Óscar Lara expresó su gratitud al Ayuntamiento de Argamasilla de Alba por la oportunidad de participar en el evento. Lara destacó la importancia del cine como una forma de disfrutar, soñar e imaginar, y resaltó el papel fundamental de García Ruiz en la industria cinematográfica, sobre todo lo que está por venir. Por su parte, García Ruiz compartió su gratitud por el apoyo recibido y enfatizó la importancia de compartir su trabajo con sus vecinos y vecinas.

Lara profundizó en la infancia de García Ruiz en Argamasilla de Alba, destacando su amor por el arte y su conexión con su lugar de origen. García Ruiz reflexionó sobre su pasión por el cine y recordó cómo una experiencia viendo la película “Red” le inspiró a perseguir una carrera en la industria del maquillaje y efectos especiales. La conversación, tras una introducción sobre Jesús y Argamasilla de Alba, giró hacia los primeros pasos de García Ruiz en el mundo del cine, donde destacó la importancia de hacerse imprescindible en el trabajo y crear una marca personal en un mundo competitivo.

Jesús García, compartió sus perspectivas sobre la distinción entre maquillaje y efectos especiales. Comenzó su carrera siendo percibido principalmente como maquillador, pero enfatizó que su verdadera especialización reside en los efectos especiales. Explicó que este trabajo implica una fase de taller previa a la producción, donde se crean prótesis y se modelan detalles meticulosos que deben estar realizados tiempo antes del inicio del rodaje, donde solo serán adaptados a los actores.

Por otro lado, el maquillaje requiere nos solo una presencia constante durante el rodaje, sino también antes y después, lo que implica largas jornadas de trabajo en el set, donde el equipo de maquillaje debe estar disponible para ajustes y retoques constantes. Sobre esto último, recordó su experiencia en películas como “Mientras dure la guerra”, donde su contribución fue fundamental para recrear personajes históricos de manera auténtica.

La conversación también incluyó detalles sobre proyectos como “Las leyes de la frontera” y “La Piedad”, donde García tuvo un papel clave en la creación de efectos especiales impactantes, como la simulación de una operación cerebral y la representación visual de conceptos abstractos en la pantalla.

En el encuentro, también compartió su experiencia en la creación de efectos realistas, desde heridas profundas hasta amputaciones impactantes. Explicó meticulosamente el proceso de modelado y aplicación de prótesis, destacando el trabajo en equipo y la atención al detalle como elementos clave del éxito.

Entre las revelaciones más sorprendentes estuvo el relato de cómo se lograron efectos como amputaciones realistas y flechazos creíbles, así como la meticulosa preparación requerida para enfrentar situaciones imprevistas durante el rodaje, como el retoque de maquillaje en medio del mar, que luego pudo hacer en una playa.

Además, se abordaron temas como la creación de animales realistas, el uso de diferentes tipos de sangre artificial y la colaboración con otros departamentos para crear efectos visuales impactantes.

La conversación culminó con un análisis del trabajo en la película ‘La sociedad de la nieve’, dirigida por Juan Antonio Bayona, donde García participó en la recreación de una tragedia real ocurrida en los Andes en 1972. Esta película fue galardonada con numerosos Premios Goya, incluyendo el de Mejor Maquillaje y Peluquería, y en 2024 estuvo nominada al Oscar en la misma categoría.

Jesús García resaltó los desafíos emocionales y físicos a los que se enfrentó durante el rodaje en Sierra Nevada y sobre la meticulosa preparación y el realismo que se buscaba en la caracterización de los personajes, subrayando el trabajo de documentación y la atención al detalle en cada aspecto del maquillaje.

El encuentro entre Jesús García y Oscar Lara proporcionó una fascinante mirada detrás de las cámaras del mundo del maquillaje cinematográfico, revelando el ingenio y la dedicación necesarios para crear efectos especiales impactantes en la gran pantalla.

Finalmente, Jesús reveló su película favorita, “Drácula, de Bram Stoker”, destacando su admiración por su excelencia técnica. También compartió sus aspiraciones profesionales, destacando su admiración por el director Guillermo del Toro y su deseo de trabajar con la actriz Miren Ibarguren, un deseo ya cumplido, a quien considera un referente.

En su intervención expresó su preferencia por las oportunidades laborales, “que es de lo que como”, sobre los premios. Descartó la idea de escribir guiones debido a la complejidad del proceso y afirmó que no se veía actuando en películas, optando en cambio por centrarse en su profesión, y disfrutar de la que es su pasión de toda la vida: el baile.

La conexión emocional de Jesús con su localidad natal, Argamasilla de Alba, fue un tema recurrente durante la entrevista. Expresó su gratitud por el apoyo y el afecto de sus vecinos y vecinas. Para él, regresar a casa es una oportunidad para recargar energías y sentirse valorado.

Los padres, quienes han jugado un papel crucial en los éxitos que está obteniendo, estuvieron notablemente presentes en sus palabras durante la entrevista, tanto explícita como implícitamente, así como sus vecinas, a quienes solía entretener con bailes cuando era pequeño y a quienes más tarde solicitó plumas de gallina para un proyecto en el taller. Asimismo, recordó las consultas que realiza a sus amigas del sector sanitario, por ejemplo, sobre cómo se extrae la sangre. Además, compartió como creó los moldes de las manos de Francisca Serrano Caravaca, una mujer de 104 años, para una película.

La entrevista concluyó con reflexiones sobre la naturaleza del trabajo en la industria cinematográfica, destacando la importancia de la experiencia y la capacidad para adaptarse a las demandas del trabajo. Ambos intervinientes compartieron su admiración mutua y su entusiasmo por el futuro del cine y las artes visuales. “El cine es una forma de soñar e imaginar”, concluyó Lara, mientras que García Ruiz enfatizó la importancia de mantener la ilusión y la pasión en el trabajo.

Comentarios