Flores para enfrentar la pérdida de un ser querido

En España, según la página web de Statista, el número de defunciones por cada 1.000 habitantes se ha mantenido relativamente estable de 2006 a 2020, habiendo experimentado únicamente un repunte significativo en 2015. Sin embargo, de 2020 en adelante, la tasa de mortalidad aumentó principalmente por el SARS-CoV-2. Según los registros, para junio de 2023, 121.760 personas habían fallecido por la Covid-19. Si consultamos los datos que ofrece el INE (Instituto Nacional de Estadística), aparte del coronavirus, las principales causas de muerte en nuestro país son: las enfermedades relacionadas con el corazón, el cáncer de bronquios, el cáncer de pulmón y la demencia.

 

Sea cual sea la causa, y sea cual sea el número de personas fallecidas cada año, la muerte de un ser querido es siempre un suceso lamentable. A la hora de despedirse del difunto, hay quienes optan por el entierro y quienes prefieren la incineración. Ambas posibilidades son herencias de culturas anteriores a la nuestra. Mientras que los romanos utilizaban el entierro con lápida, los íberos optaban por incinerar el cuerpo. Asimismo, las costumbres cambian también en función del país. Por ejemplo: en Costa Rica, las cenizas de las personas fallecidas se vierten sobre la tierra y, posteriormente, se planta un árbol. Del mismo modo, la forma de vestir el día del funeral también varía de unas regiones a otras. En España, es habitual ver el color negro en señal de duelo. En cambio, en algunos países africanos, se utiliza el blanco.

 

Sin embargo, independientemente de la etnia y de la región, una de las tradiciones que ha quedado más arraigada son las flores para funeral. Aunque hoy día hay avances que permiten conservar los cuerpos en mejor estado, sin que se descompongan ni despidan mal olor, las flores siguen siendo importantes cuando alguien fallece, pues son una manera de aportar notas de color a una situación bastante gris de por sí. Tal es la demanda de flores que hay para estos casos que empresas como enviocoronas se han digitalizado, para poder cubrir vía online las necesidades de las personas cercanas a los fallecidos. También es común, aparte de incluir rosas, gladiolos o astromelias, poner frases para centros funerarios compuestas a base de unas bonitas y sentidas palabras de acompañamiento.

 

A continuación, explicamos en qué consisten los centros funerarios y las características que los definen según las flores escogidas.

 

¿Centros funerarios o coronas funerarias?

Aunque ambos están formados por flores, los centros y las coronas funerarias no son exactamente lo mismo. La diferencia clave está en la ubicación. Los centros de flores suelen colocarse presidiendo una mesa, mientras que las coronas se sitúan directamente sobre el féretro. La diferencia en sus respectivas localizaciones influye en la forma de cada uno de estos elementos. El centro suele ser redondo y menos exuberante que la corona, que es circular y más frondosa. Lo habitual es que, en el mismo establecimiento donde se encuentran coronas funerarias, haya también centros.

 

¿Por qué rechazar centros florales de plástico?

Hay quienes abogan por recurrir a los bazares, donde hay flores de plástico muy atractivas y realistas que resultan generalmente más económicas que las naturales. Sin embargo, las plantas artificiales no cuentan con ciertas ventajas que sí tienen las que no lo son:

  • Para empezar, el plástico no es un material que se degrade de la forma medioambientalmente respetuosa en que lo hace una flor natural.

  • El proceso de fabricación de los centros florales de plástico deja un impacto en el ecosistema lógicamente mayor.

  • Las flores artificiales carecen de olor.

  • Además, muchas de ellas se deterioran con facilidad; el color del material se puede desteñir al estar durante mucho tiempo expuesto a la luz solar.

  • Y Acumulan polvo, así que pueden ser hipoalergénicas para quienes tengan alergia al polen (por ejemplo) y perjudiciales para quienes son alérgicos al polvo.

Una alternativa para quienes son alérgicos

Cuando tiene lugar el funeral, lo habitual es que acudan varias personas: familiares, amigos, conocidos... Esto hace que coincida mucha gente a la vez en el mismo espacio, cada uno con sus propias particularidades. Las flores embellecen el entorno donde se sitúan y son un reclamo de atención que ayudan a centrar el pensamiento en algo positivo. Una buena opción, para quienes estén preocupados por las alergias que las flores pueden producir en quienes acuden para dar el pésame, son los centros de flores preservadas. Al ser naturales, se evitan problemas de contaminación y, al estar preservadas, duran más y no producen alergias.

Cada centro tiene su flor

Aunque es posible combinar varias flores en un mismo centro funerario y corona floral, normalmente siempre hay una flor que destaca sobre el resto. Enviocoronas, en su página web, cuenta con una sección tipo blog en la que aborda las distintas flores con las que confeccionan sus centros y coronas florales. Ahora mismo, dos de los artículos que se pueden leer en dicho blog son: Las 11 flores verdes más bonitas y 9 tipos de flores para un funeral. También, complementando la extensa y variada información recogida en esta sección web, la empresa incluye descripciones de sus ramos, coronas y centros. Algunas de las flores 100% naturales que integran en sus diseños son: crisantemos, flores de gerbera, claveles rojos, margaritas, rosas, bocas de dragón, lirios naranjas y claveles rosas, entre otras tantas.