Aceite de CBD: un tratamiento natural para el alivio del dolor crónico

El dolor es el motivo del 40% de las consultas en atención primaria cada año. De estos pacientes, el 20% experimenta dolor crónico, una sintomatología duradera en el tiempo y de difícil tratamiento.

El dolor crónico deriva en una importante pérdida de la calidad de vida e incluso puede causar depresión. El Comité de Expertos de la OMS concluyó en una reunión celebrada en noviembre de 2017 que el CBD obtenido de la planta Cannabis sativa no tiene efectos psicoactivos, pero sí posee propiedades terapéuticas que serían útiles en el tratamiento del dolor crónico, muchas de las cuales aún se están investigando.

Utilidad del CBD en el tratamiento del dolor crónico

La planta Cannabis sativa era ya utilizada en la medicina tradicional china por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Sin embargo, en el siglo XIX se descubrió que su consumo prolongado podía provocar adicción y por esta razón comenzó a prohibirse su venta en muchos países.

Algún tiempo después volvió a investigarse su acción terapéutica para aliviar los síntomas de dolencias crónicas como la fibromialgia, la artritis o la esclerosis múltiple. En la década de los 40 se empezaron a aislar los compuestos de la planta y se identificaron 113 principios activos conocidos como cannabinoides. Entre ellos se encuentra el THC o tetrahidrocannabinol responsable de sus efectos psicoactivos, mientras que el CBD es conocido por sus propiedades calmantes.

El consumo de productos de CBD es legal en España y en la mayoría de países de la Unión Europea siempre que la concentración de tetrahidrocannabinol sea inferior al 0,2%

¿Cuál es el mejor producto con CBD para el alivio del dolor?

Existen muchas formas de consumir CBD: infusiones, chocolates, líquidos para vapear… pero para quienes buscan un efecto terapéutico lo mejor es colocar debajo de la lengua unas gotitas de aceite de CBD al 40%.

Este aceite se obtiene de la destilación al vapor de los cogollos resinosos de la planta Cannabis sativa de cepas seleccionadas y libres de THC.

Diferentes estudios preclínicos demuestran su eficacia para aliviar el dolor crónico ya que actúa sobre los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide, modulando la respuesta al dolor y la inflamación. Además, no genera dependencia por lo que su consumo continuado no involucra ningún riesgo.

Propiedades y beneficios del aceite de CBD al 40%

Las propiedades medicinales del aceite de CBD están respaldadas científicamente por diferentes investigaciones.

Alivio de la ansiedad y el estrés

El aceite de CBD tiene propiedades ansiolíticas e hipotensoras. Según un estudio publicado en 2015 en la revista Neurotherapeutics, actúa sobre el sistema nervioso reduciendo los niveles de estrés. Incluso sirve de apoyo en el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo.

Reduce la inflamación

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos explicó en un artículo titulado “Los cannabinoides como nuevos fármacos antiinflamatorios”que el aceite de CBD es útil para aliviar los síntomas de la artritis y otras dolencias crónicas como la fibromialgia. Al inhibir la producción de citocinas y otras proteínas proinflamatorias ayuda a reducir el dolor asociado a estas enfermedades-

Tiene propiedades neuroprotectoras

Actualmente se está investigando su potencial para prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Parkinson. Aunque todavía hay pocos estudios sobre esta área, los resultados preliminares son prometedores y sugieren que el CBD puede mejorar las funciones cognitivas, ralentizar el avance de estas enfermedades.

Apoyo en los tratamientos oncológicos

El aceite de CBD tiene propiedades antieméticas y sirve para reducir las náuseas provocadas por la quimioterapia.

Apoyo en los tratamientos contra la epilepsia

Se utiliza en niños y adultos con epilepsias refractarias, síndrome de Dravet o síndrome de Lennox Gastaut que responden mal a otro tipo de tratamientos.

¿Cómo elegir el mejor aceite de CBD con fines terapéuticos?

La concentración del producto es importante si buscamos un efecto analgésico. El aceite de CBD al 40% de la tienda online cogolloCBD.es tiene una de las concentraciones más altas disponibles en el mercado. Además, ha sido sometido a rigurosas pruebas de laboratorio que avalan su calidad. No contiene THC ni solventes artificiales por lo que es un producto seguro.

¿Cómo se toma?

La forma más común de consumir aceite de CBD es sublingualmente. Se coloca el aceite debajo de la lengua, luego hay que esperar 30-60 segundos y finalmente se traga. La zona de la lengua tiene muchos vasos sanguíneos, lo que asegura que sus principios activos pasarán rápidamente al torrente sanguíneo.

La dosificación puede variar en función del peso corporal del grado de dolor que padezca la persona. Te recomendamos que sigas las instrucciones del fabricante y consultes con tu médico cualquier duda que te surja.

Recuerda que el consumo de aceite de CBD está desaconsejado durante el embarazo, ya que no hay suficientes investigaciones que demuestren su seguridad para el feto. También puede interactuar con otros fármacos como anticoagulantes, antidepresivos o medicamentos para la hipertensión. Por eso siempre es mejor tomarlo bajo la supervisión de un profesional de la salud.