Manzanares pone en marcha un equipo interdisciplinar de familia

Ya interviene con 65 familias

En su objetivo de seguir especializando la atención que se da a la ciudadanía, la concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manzanares ha puesto en marcha un Equipo de Familia. Tres profesionales del área intervienen de forma interdisciplinar ante situaciones de crisis familiares provocadas por situaciones de dificultad o vulnerabilidad social y por problemas intrafamiliares.

Para cumplir su compromiso electoral de crear un equipo interdisciplinar que coordine medidas de protección de todos los tipos de familia, la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manzanares, Prado Zúñiga, presentó al nuevo Equipo de Familia que ya forma parte de la estructura de esta área municipal.

“Se dirige a familias que presentan problemas que dificultan el adecuado desarrollo de sus miembros o que se encuentran en una situación de crisis familiar que necesita de ayuda profesional y de las herramientas y recursos técnicos necesarios para funcionar”, explicó Zúñiga.

Tras crear el Equipo Técnico de Inclusión (ETI) para abordar coordinadamente situaciones de exclusión social, ahora se pone en marcha este Equipo de Familia en un paso más de “especialización” de los Servicios Sociales Municipales, según la concejala.

El nuevo Equipo de Familia es interdisciplinar y está formado por tres profesionales del Área de Servicios Sociales, la psicóloga Josefa Sánchez de Pablo, la trabajadora social Carmen Mulas y la educadora social Marisa Hurtado.

Según Sánchez de Pablo, la innovación que aporta este equipo “es la apuesta por la transformación hacia un nuevo modelo de intervención social que pone el énfasis en la atención centrada en la persona” y que pretende reconciliar los objetivos de integración entre el individuo y el medio familiar.

Este equipo ya interviene con 65 familias de Manzanares con diferentes perfiles. Se trata de familias o unidades de convivencia con dificultades para atender necesidades básicas de manutención, protección, cuidado, afecto y seguridad de sus miembros ante las que las profesionales de los Servicios Sociales actúan con refuerzos de tipo educativo, social, terapéutico o económico con el objetivo de que la familia sea el medio para desenvolverse de forma autónoma, expuso la trabajadora social, Carmen Mulas.

Las trabajadoras sociales de zona son quienes, tras una valoración inicial, derivan a este equipo a las familias que precisan una intervención integral con actuaciones preventivas e intervención psico-social y comunitaria. El objetivo, según explicó la educadora social Marisa Hurtado, es prevenir dificultades familiares por no cubrir necesidades básicas de protección, educación, socialización y alimentación, especialmente si hay menores, reforzar la capacidad para resolver problemas así como mejorar las relaciones intrafamiliares y la autonomía familiar y personal de cada miembro.

Junto a la actuación interdisciplinar de las profesionales de los Servicios Sociales municipales con estas familias, también se utilizan recursos comunitarios y especializados como las aulas de familia para promocionar la parentalidad positiva y la resolución de conflictos, o los programas de prevención e intervención en violencia familiar, de orientación y mediación, y los de prevención e intervención en abuso sexual infantil y en acoso.

Además de en ‘Casa Josito’, el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Manzanares dispone de centros sociales en los barrios de la Divina Pastora, Nuevo Manzanares y Avenida del Parque donde sus profesionales de atención primaria, en caso necesario, proponen la intervención de este tipo de equipos especializados.