Visto bueno en Daimiel a la modificación de la ordenanza municipal de publicidad exterior

El Pleno aprobó este lunes por la tarde en su sesión habitual de cada vez la modificación de la ordenanza municipal de publicidad exterior en el término municipal de Daimiel. El texto puntualiza los artículos 6,7.3 y 7.4 que afecta a la definición de los monolitos, su soporte y altura, y también para la localización de los monopostes en suelo no residencial. Los tres grupos políticos municipales (PP, PSOE e IU) votaron a favor.

Esa misma unanimidad también se siguió en la modificación puntual número 6 del POM de Daimiel 2009 y en la corrección de errores materiales de plano de ordenación O-3.4. Son dos trámites urbanísticos necesarios para recoger fielmente las pautas normativas en documento.

En el primer caso, afecta a la reconsideración de una actuación urbanística en calle Prim donde se rebaja su aprovechamiento, dándosele a ese solar el mismo derecho edificatorio de los alrededores y desvinculándose de otro solar urbano al que estaba obligado a materializar las cesiones debidas del incremento de aprovechamiento.

Relacionado con este asunto, el portavoz de IU, Galo Sánchez-Bermejo, aprovechó para reflexionar sobre la pérdida antiguas casas solariegas de Daimiel y la idoneidad de “proteger” y “conservar” el patrimonio arquitectónico y cultural que aún queda. Mientras, el portavoz socialista Ramón Galiana, corroboró el voto favorable de su grupo.

Mientras, el concejal de Urbanismo, Jesús Javier Villar, explicó que la modificación permite adecuar el porcentaje de edificabilidad y desvincular una parcela de esta zona de actuación.

Con la aprobación de la citada corrección, se solventa una incorrección de transcripción asociada al plano de ordenación O-3.4., permitiendo aplicar las normas oportunas y que los órganos colegiados también visen conforme a una tramitación apropiada y ajustada a realidad.

Durante la sesión se informó de la renuncia de concejal Prado García-Carpintero a la dedicación parcial por motivos laborales.

Se plantearon hasta ocho cuestiones diferentes. Entre ellas, el concejal de Medio Ambiente, Javier Fisac, informó a Sánchez-Bermejo sobre las macrogranjas que la “suspensión de licencias que pasan por el Ayuntamiento están suspendidas durante un año”. Del mismo modo, explicó que el expediente (actualmente en evaluación ambiental estratégica) se encuentra en fase de concertación administrativa, es decir, que los técnicos están trabajando para presentar los informes necesarios a la Consejería acogiéndose a la modificación puntual del POM, ya que la vía de la ordenanza de medio ambiente y vertidos “no resolvía el problema de las macrogranjas”.

Comentarios