Daimiel trabaja en la elaboración de un programa de gestión de colonias felinas

Desde el Ayuntamiento señalan que, conforme a la nueva ley, “queremos asegurarnos de que se ejecuta de la mejor manera posible, por lo que estamos escuchado las opiniones de todas las asociaciones y grupos animalistas"

La Concejalía de Salud Pública de Daimiel trabaja en la elaboración de un programa de gestión de colonias felinas y avanza la situación del nuevo albergue felino que servirá para evitar que los gatos domésticos estén solos por la calle.

Según apuntó la edil de esta área municipal, Prado García Carpintero, “el control de las colonias felinas es algo nuevo para muchos ayuntamientos y sobre todo la obligación que estos tienen tras la aprobación de la nueva ley”. Por ello, desde su delegación “se está confeccionando un programa de gestión de las colonias felinas para el término municipal de Daimiel”. No obstante, “conocemos y sabemos cómo debemos actuar como administración pública y así se hará”, comentó.

Una iniciativa que pretende cumplir con la normativa “en consonancia con los también derechos de la ciudadanía y con el fin de evitar una masificación del número de gatos comunitarios”, añadió.

Conforme a la nueva ley, “queremos asegurarnos de que se ejecuta de la mejor manera posible por lo que seguimos y estamos trabajando escuchando las opiniones de todas las asociaciones y grupos animalistas al respecto”.

Recordó la edil que se está trabajando en este asunto desde hace tiempo e insistió en la importancia de la “concienciación” en cuanto a la esterilización de nuestras mascotas sean hembras o machos, algo que “sería una parte muy importante para lograr el control definitivo”.

“Mientras sigamos teniendo a nuestros gatos o gatas sin castrar, este problema no acabará nunca, puesto que muchos de los animales que deambulan por la calle son producto del abandono de camadas, nacidas dentro de casa y de campos. De ahí la importancia de esterilizar”, subrayó.

La concejala también se refirió a la situación del nuevo albergue felino que, aunque está sin terminar la obra, “se está especulando mucho”. En este punto aclaró que “no tiene nada que ver con la aplicación del control de las colonias”.

Explicó que el Ayuntamiento lleva a cabo un convenio de colaboración para la recogida de animales que vagan por la vía pública dentro del término municipal de Daimiel con la asociación protectora ‘Villanana’.

Por la dimensión de la protectora y al tener albergados a un número razonable de perros, resulta “imposible” poder separar los núcleos zoológicos de ambos, por lo que se optó, relató, por la construcción de un albergue para los felinos ya que “también ha crecido la deambulación de gatos domésticos por la calle”.

Junto a este perfil se trasladarían también los gatos que se identifique que causan cualquier tipo de problemática vecinal y los que estén perdidos para retirarles del peligro de las calles hasta ser recuperados por sus dueños. Evidentemente “se habilitaría una página web tanto para anunciar su recogida como para fomentar la adopción del resto”, indicó.

La edil puntualizó que el abandono de un animal también está penado, por lo que “no se permitirá llevar animales con dueño ni camadas producto de la no castración de la mascota”. En este sentido, el albergue cumplirá con todos los requisitos exigidos por la vigente normativa y la intención será asegurar el bienestar del animal y el de la ciudadanía a su vez.

Un albergue que contará con zona de cuarentena, despacho veterinario, almacén para el alimento y enseres necesarios para su captura y mantenimiento. Además, dos amplios porches dotados de casetas cerradas de obra con techo móvil para facilitar su limpieza y dos zonas separadas para machos y hembras.