Con una media de edad de 85 años

El servicio de Ayuda a Domicilio atiende a más de 200 usuarios en Daimiel

El servicio de Ayuda a Domicilio atiende en estos momentos a 210 usuarios en Daimiel con una media de edad de 85 años. De ellos, casi una quinta parte (43) también reciben este servicio los domingos y festivos. Son los datos que ofreció en La Mañana de Radio Daimiel el trabajador social, Francisco García-Clemente.

Este servicio de Ayuda a Domicilio atiende las situaciones de dependencia en el entorno del domicilio habitual lo que facilita la autonomía personal del usuario y evita o retrasa la necesidad de ingresar en centros residenciales.

Se dirige a cualquier persona en situación de dependencia, sea cual sea su edad, aunque la mayoría de sus usuarios son personas mayores, como se desprende de la media de edad que indicaba García-Clemente.

Incluye varios tipos de prestaciones. En primer término, las “básicas de carácter personal y doméstico”: movilización, aseo personal y vestido; apoyo en tareas de limpieza, lavado y planchado de ropa, realización de compras, preparación o servicio de comida. Estas prestaciones se llevan a cabo de lunes a sábado, y en horario de mañana, tarde y noche.

En segundo lugar, están las “extraordinarias de apoyo personal” durante los domingos y festivos. Incluyen el catálogo anterior, pero se prestan en esas fechas en rojo en el calendario.

Y por último aparecen las “complementarias de prevención, promoción e inserción social” donde se integra atención psicosocial, compañía y movilidad, o información y gestión.

García-Clemente aclaraba que para poder acceder a la Ayuda a Domicilio se debe obtener previamente el reconocimiento de situación de dependencia, que recoge hasta tres grados diferentes: moderada, severa o gran dependencia.

Para comenzar estos trámites hay que pedir cita con la concejalía de Servicios Sociales donde se informa de la documentación necesaria para solicitar esa baremación que después realiza un técnico de la Junta de Comunidades. En esa valoración se tiene en cuenta: el grado de autonomía personal y/o familiar, la situación sociofamiliar y económica y la edad.

García-Clemente aclaraba que la Ayuda a Domicilio no es un servicio gratuito, es un servicio subvencionado donde cada beneficiario aporta una cantidad en función de su capacidad económica.

En estos momentos, la hora de prestación del servicio cuesta algo más de 13 euros de lunes a sábado, y los domingos y festivos casi 17. En Daimiel, la mayoría de los usuarios paga “menos de tres euros por cada hora”.

Para cualquier duda o petición de información, el trabajador social sugería concertar una cita en la concejalía de Servicios Sociales donde se les orientará y se les guiará en un proceso, advertía, que no es inmediato y que ahora mismo tiene lista de espera para los dependientes de Grado I.