Daimiel: Pisci-Familias brinda diversión y alivio nocturno frente a las altas temperaturas

El chapuzón nocturno y las actividades infantiles se han extendido hasta la medianoche con un aforo completo

Las familias daimieleñas acudieron al chapuzón nocturno en el complejo de piscinas de verano municipales que se repite cada jueves intercalando los formatos Pisci-Joven y Pisci-Familias hasta que llega el 30 de agosto de la mano del Ayuntamiento de Daimiel.

En concreto, la cita de este jueves, 4 de julio fue la primera de Pisci-Familias que promueve la concejalía de Infancia en estrecha colaboración con la de Deportes y sirvió para combatir las altas temperaturas que registró un subido mercurio confirmando el aviso amarillo por calor extremo. Desde media hora antes del evento, ya hubo fila en el acceso con una cola que llegó hasta el Estadio Municipal para un aforo que se completó. Una vez dentro, las familias desplegaron sillas, tumbonas, toallas y neveras, y dispusieron de todo lo necesario para pasar una noche fresca.

Entre césped y agua, los usuarios y usuarias eran seguidos de cerca por la concejala de Infancia, Cruces Sánchez de Pablo, junto a Román Ortega, concejal de Deportes.

La edil volvió a valorar la propuesta en su tercera edición por la acogida que tiene y por el respeto con el que se desarrolla dentro de términos de limpieza y convivencia, como resaltó. Mientras, Ortega también subrayó la respuesta de unos jueves que desde inicio recalaron y que han llegado para quedarse. Un esfuerzo municipal que permite reunir a jóvenes, familias y amigos de manera gratuita “fomentando así una convivencia bonita”.

Además, se dinamizó la instalación. Anoche los monitores de la delegación de Infancia desarrollaron tres talleres: pintauñas, cometas y trenzas. Todo esto, junto a los futbolines, música y buen ambiente, hizo que la zambullida estuviera más que justificada hasta la media noche.