Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha apoya a las CUAS en su petición de trasvase a las Tablas de Daimiel

Dadas las "óptimas condiciones" que se dan para ello ya que en el actual estado "no se producirían pérdidas por infiltración"

El pasado 18 de marzo las Comunidades de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) Mancha Occidental I, Mancha Occiental II, Campo de Calatrava, Campo de Montiel, Consuegra-Villacañas y Sierra de Altomira, enviaban al Patronato de Las Tablas de Daimiel y a la Comisión Mixta de gestión de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha una solicitud de trasvase de 20 hectómetros cúbicos desde los embalses de la cabecera del Tajo hasta las Tablas de Daimiel, a través del río Cigüela, dadas las óptimas condiciones que se dan para ello, ya que en el actual estado no se producirían pérdidas por infiltración, siendo máxima la eficacia de dicho aporte.

Esta actuación está justificada por la escasa superficie encharcada de Las Tablas, en el entorno del 14 % y la posibilidad que brinda la normativa vigente para llevarlo a cabo, aunque nunca se haya hecho hasta ahora.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha apoyan esta iniciativa y se suman a la solicitud realizada por las CUAS citadas. Entienden que el uso de todas las herramientas posibles para mejorar el estado de Las Tablas de Daimiel, de una manera sostenible y razonable, deben ser aprovechadas.

Revisión del Plan de Extracciones 2024

En el escenario de episodios de lluvias destacables que se han producido en los últimos días del mes de marzo, exhortan a la Confederación Hidrográfica del Guadiana a revisar el régimen de extracciones que se estipuló para 2024, tal y como posibilita la normativa vigente. En el momento de su aprobación, el largo periodo de sequía provocó la reducción de las extracciones, pero las circunstacias actuales aconsejan una revisión de dichas reducciones y reponer, al menos, a las cuantías anteriores a la última reducción.

Necesidad de equilibrio en la triple sostenibilidad

La compatibilidad de la actividad agraria rentable y sostenible con el buen estado medioambiental del entorno en el que se producen alimentos es posible. Hoy en día existen suficientes medios como para que la producción agroalimentaria y el adecuado desarrollo del medio natural se produzcan de manera simultánea, tal y como se ha venido realizando durante décadas. 

Lo que realmente se necesita para que la sostenibilidad medioambiental, económica y social se produzca es voluntad de las Administraciones para gestionar de manera equilibrada los recursos y favorecer las politicas que permitan a la población permanecer en el territorio rural, de forma sostenible y llevando una vida digna. Por ello tiene que haber una coordinación entre Administraciones para que los objetivos de Desarrollo Sostenible, en sus tres facetas, económica, social y medioambiental, se lleven a cabo de manera adecuada y exista una atractivo para que las futuras generaciones decidan quedarse en sus lugares de origen, desarrollando su labor de forma rentable y sostenible.

Se necesitan planes a largo plazo, que den estabilidad a las actividades productivas y que apuesten por el futuro de nuestro entorno rural.