El concejal del Ciclo Hidráulico de Daimiel considera que la gestión directa del agua es "totalmente inviable"

Responde así a la Plataforma por el Agua Pública en la última sesión plenaria

El concejal de Ciclo Hidráulico, Jesús Javier Villar, respondió este lunes en el pleno ordinario de abril a las preguntas planteadas por miembros de la denominada Plataforma por el Agua Pública de Daimiel.

Una de ellas fue ¿Por qué el Ayuntamiento se niega a estudiar como alternativa el modelo de gestión directa?, y otras dos más sobre ¿por qué el Ayuntamiento ha aceptado pérdidas de agua del 47%? según el estudio de viabilidad de la concesión del servicio de agua, y, si planea permitir pérdidas del 30% a una nueva empresa de gestión de agua cuando el promedio de pérdidas en Castilla-La Mancha es del 19%, aseguraban.

En respuesta a ambas preguntas, el concejal remarcó que la Corporación no modifica el sistema de gestión, y le da continuidad una vez concluido el periodo de adjudicación del actual contrato “optando por formalizar un nuevo contrato de gestión indirecta”.

Una vez redundado en la continuidad del sistema de gestión externa, el edil enfatizó el hecho de que el Ayuntamiento no puede asumir la inversión “multimillonaria” que supone asumir este servicio en equipamiento técnico y personal cualificado, por lo que respondía aseverando que “la gestión directa es totalmente inviable”.

En cuanto a las pérdidas de agua, Villar reconoció el deficiente estado de la red de abastecimiento y de ahí las últimas actuaciones de cara a ir subsanando fugas y otras anomalías, caso de la red de abastecimiento del barrio Albuera (300.000 euros), y las previstas en este 2024 en el barrio El Pilar (225.000 euros).

No obstante, matizó que ese 47% de pérdidas de agua “no es del todo cierto”, puesto que “debe descontarse la diferencia entre los contadores individuales y el contador general a la salida de la planta”. También debe deducirse la que se pierde por acometidas fraudulentas que, señaló, “están cada vez más detectadas por la empresa y sancionadas según recoge el reglamento del servicio”, aseveró Villar.

Respecto a las fugas, indicó que en los nuevos pliegos el valor que se indica es el mínimo, y “se puntuará de modo importante a las empresas que reduzcan más aun el nivel de fugas”. Aun así, Villar también se refirió a un informe del INE del 29 de abril de 2023 que señala que las pérdidas de agua en pueblos pequeños llegan al 61% por ciento de su caudal.