La Asociación de Empresarios Daimieleños (AEDA) crece a buen ritmo

Con multitud de empresas que han retomado con ellos tras estar de baja
Su secretario, Lorenzo García Muñoz, aseguró en Radio Daimiel que el ritmo de crecimiento del colectivo va “viento en popa” y goza de “buena salud”  con multitud de empresas que han retomado con ellos tras estar de baja. Lamentó que el sector comercio no termine de “sacar pecho” en la localidad y avanzó algunas de las propuestas que plantearán al Ayuntamiento daimieleño relacionadas con pago de impuestos de basura.  

Daimiel Noticias.-  La asociación de empresarios daimieleños AEDA crece a buen ritmo y “goza de buena salud” . Así lo aseguró su secretario, Lorenzo García Muñoz,  la mañana del lunes en Radio Daimiel donde abordó la actualidad del colectivo. En su repaso, indicó que han sido muchas las empresas que han reanudado con ellos tras encontrarse de baja,  marcando un importante aumento que alcanza a día de hoy 146 empresas.

Recordó que la asociación ha llegado a tener más de 300 negocios,  sin embargo, “ya antes de la pandemia disminuyeron en torno a 50”, por ello “ahora estamos tomando la posición que debemos tomar” añadió.

En este contexto, el secretario lamentó que el sector comercio no termine de “sacar pecho” en Daimiel, a pesar de que muchas actividades que organizan junto al Ayuntamiento son para impulsarlos,   y puso de ejemplo otras localidades como Alcázar de San Juan o Manzanares donde “la fuerza o grueso radica en este sector”.

En nuestro caso, “se ubica en las PYMES o autónomos” indicó. En su opinión, “el comercio debería estar más fortalecido en Daimiel” y quizás la causa de que esto no se produzca “sea la falta de costumbre de asociacionismo” comentó. En este punto, hizo especial hincapié en la importancia de “estar unidos de cara a poder conseguir más objetivos a nivel local”.

El secretario también se refirió a las diferentes ayudas que reciben “de carácter municipal,  regional o través de la asociación Alto Guadiana Mancha” las cuales, “siempre son bienvenidas y no nos quejamos en exceso sobre ellas”. No obstante, sí que incidió en uno de los asuntos que desde la asociación pretenden plantear al Ayuntamiento daimieleño,  y que tiene que ver con el pago de impuesto de basura. 

Al hilo de esto, García-Muñoz explicó que un taller mecánico, por ejemplo,  paga a otras empresas para retirar sus residuos (batería, líquido de frenos, aceites, etc.) y luego también tiene que pagar un importe “importante como industria” algo que “tendría que ponerse sobre la mesa”.