Casa de América dedica una exposición al mantón de Manila, símbolo de intercambio entre culturas

La Ruta del Mantón de Manila, la feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España podrá visitarse de hasta el 17 de mayo
1  Yao Jing; Verónica Durán; Mariano de Paco; León de la Torre Krais y Ramiro Villapadierna
Yao Jing; Verónica Durán; Mariano de Paco; León de la Torre Krais y Ramiro Villapadierna

Por José Belló Aliaga

Tres salas de la palaciega sede de la Casa de América albergan, hasta el 17 de mayo, una cuidada selección de mantones de manila. El motivo es la apertura de la exposición La Ruta del Mantón de Manila, la feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España, coorganizada con la Comunidad de Madrid y a cuya inauguración asistieron Yao Jing, embajador de China en España; Ramiro Villapadierna, director de la Oficina del Español de la Comunidad de Madrid; Mariano de Paco, consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid; León de la Torre Krais, director general de Casa de América y ⁠Verónica Durán, periodista y comisaria de la muestra.

La muestra incluye una selección nunca antes vista de mantones de Manila antiguos, cajas de mantón de Manila, artesanías mexicanas y piezas de algunos diseñadores de moda.

El director general de Casa de América, León de la Torre, destacó que, además de su valor estético, el mantón de Manila "tiene un valor social y cultural muy importante en las comunidades hispanoamericanas y asiáticas. Esta prenda es un ejemplo tangible de cómo la historia de intercambio cultural ha dejado una huella duradera en las sociedades de tres continentes".

Tres salas

La exposición incluye más de 50 objetos, entre mantones de Manila antiguos (de distintos tipos, procedencias y antigüedad), cajas de mantón de Manila, artesanías mexicanas y piezas inspiradas en los mantones de destacados diseñadores.

La muestra está dividida en tres salas. La primera estancia contiene una amplia y cuidada selección de cajas de mantones de manila chinas, españolas y mexicanas. Aquí se podrá ver la evolución de las cajas chinas en España y su impacto en la artesanía mexicana. Esta es la primera vez que se reúne una destacada muestra de estos objetos.

La segunda sala contiene una cuidada selección de mantones de manila provenientes de distintas colecciones privadas y que muestran diversos tipos de mantón: cuarterones, imperio, isabelinos, cantoneses, modernistas, de cigarreras… todos tienen entre 100 y 180 años.

La tercera sala está dedicada a la moda y al impacto del mantón de Manila en importantes diseñadores españoles, como Antonio Alvarado y Juan Duyos.

En esta sala se encuentran las donaciones que Alaska o María Barranco han hecho a la exposición.

Mas allá de ser una oda a la belleza, que también, la exposición La Ruta del Mantón de Manila, la feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España reflexiona y propone un diálogo entre tres distintos continentes, que en este caso se hermanan bordando el campo de un objeto, de un carácter y una belleza estética excepcional, que traspasa las fronteras y consigue inspirar una buena parte de la artesanía mexicana y convertirse en un objeto castizo y que hace parte de la tradición española.

Historia del mantón

En 1565, Miguel López de Legazpi, por mandato de Felipe II, y al mando de la Nao San Pedro, dirige la expedición que guía el fraile agustino y cosmógrafo Andrés de Urdaneta, en la que se descubre el “tornaviaje”, la ruta marítima que atravesaba el Océano Pacífico de Oriente hacia Occidente, e iba desde el archipiélago filipino hasta Acapulco (México). A partir de ahí se estableció la ruta del Galeón de Manila -también llamado Galeón de Acapulco o Nao de China- que funcionó hasta 1815. La ruta del Galeón de Manila se convirtió en una de las grandes rutas de transmisión, asimilación y sincretismo cultural entre Asia, Hispanoamérica y España.

El Galeón partía del puerto de Manila cargado de porcelana, jade, biombos y lacados, abanicos, seda y mantones de Manila. Una vez en Acapulco se desplazaba la mercancía por tierra hasta el puerto de Veracruz, donde se embarcaba, junto con otros productos mexicanos como la plata y el oro, rumbo a Sevilla o Cádiz. Uno de los objetos que más simboliza y caracteriza el contacto español con Oriente e Hispanoamérica a través de esta ruta es el mantón de Manila: con cuerpo asiático, colorido, exuberancia hispanoamericana y alma española.

La ruta del mantón de Manila

Las cajas, la gran sofisticación

Las cajas en las que se empaquetaban los mantones de Manila en China son en sí una obra de arte. Se trataba de un embalaje que protegía las sederías durante el largo viaje en barco, y que además habían sido concebidas y dotadas de un gran valor estético y simbólico. Estas cajas tienen diversos estilos, tamaños, colores, y su sofisticación aumenta de acuerdo al tipo de mantón que resguardaban.

Las cajas son cuadradas, miden entre 50 y 65 cm, de escasa altura y tienen la particularidad de ser dobles: el mantón iba envuelto en papel de seda dentro de una primera caja de cartón ricamente pintada, y esta caja, a su vez, va dentro de otra caja de madera lacada.

La caja exterior de madera lacada tiene los colores tradicionales de la laca china roja y/o negra y lleva dibujos en pan de oro. Casi siempre los dibujos se emplazan en un círculo que está en el centro de la caja y en sus cuatro esquinas hay flores e insectos, como mariposas. Algunas tienen nudos eternos en su cenefa. Al parecer, los dibujos del centro serían los mismos que llevaba el mantón que transportaban: personajes de todo tipo, pabellones reales, flores, mariposas, jarrones.

Por su parte, las cajas internas son de cartón, todas llevan una cenefa exterior en seda bordada con hilos de seda dibujando un cuadrado. Lo más sorprendente son sus coloridos dibujos en técnica goauche. Los colores son ricos y su paleta va desde el naranja y el verde, que predominan, a los violetas, azules, blanco zinc, rojo, negro amarillo, o rosado. En el centro hay siempre un círculo y es ahí dentro donde toman vida diversas figuras que realizan distintas tareas. En las esquinas de nuevo aparecen flores, mariposas o animales.

Verónica Durán Castello, comisaria de la muestra

Es periodista con una amplia trayectoria en temas de inmigración, arte y cultura. Ha creado, producido y promovido varios proyectos y exposiciones en España, Colombia y Estados Unidos, algunos de estos son Revista Fusión Latina, Nuevos Rostros de Madrid, 100 Latinos Madrid, 100 Latinos Miami, 100 Colombianos, 100 Españoles, Un Hecho Tres Miradas, Un hogar lejos de la patria: emigrantes de ayer inmigrantes de hoy, 100 años 100 artistas, entre otros. Como editora ha publicado más de veinte libros sobre arte e inmigración, con excelentes críticas. Como periodista ha colaborado con el diario El Tiempo (Colombia), la Agencia EFE (España), la revista Semana (Colombia), el diario Expansión (España) y el diario El Confidencial (España). Actualmente está a cargo de la dirección y producción de El Sueño de Madrid.

Información práctica

📅 Hasta el 17 de mayo de 2024.

⌚️ Lunes a viernes de 11.00 h. a 14.00 h. y de 16.00 h. a 19.30 h. Sábados de 11.00 h. a 14.00 h. Domingos y festivos, cerrado.

📍 Salas Camoens, Inca Garcilaso y Bernardo de Gálvez de Casa de América | acceso por Plaza de Cibeles, s/n.

► Entrada libre hasta completar aforo.

José Belló Aliaga

2VERNI~1
VERNI~1

 

 

 

 

León de la Torre Krais, director general de Casa de América eón
León de la Torre Krais, director general de Casa de América eón
Mariano de Paco, consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid
Mariano de Paco, consejero de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid

 

Ramiro Villapadierna, director de la Oficina del Español de la Comunidad de Madrid
Ramiro Villapadierna, director de la Oficina del Español de la Comunidad de Madrid

 

Verónica Durán, periodista y comisaria de la muestra
Verónica Durán, periodista y comisaria de la muestra

 

 

Verónica Durán, periodista y comisaria de la muestra
Verónica Durán, periodista y comisaria de la muestra