El subdelegado del Gobierno preside el acto en Ciudad Real para “honrar y recordar” a los policías nacionales víctimas del terrorismo

David Broceño considera que "la libertad es más poderosa que el miedo. El terrorismo busca sembrar el pánico y dividirnos, pero nuestra respuesta debe ser la unidad y la fortaleza”

El subdelegado del Gobierno de España en la provincia de Ciudad Real, David Broceño, ha presidido esta mañana la conmemoración del Día de las Víctimas del Terrorismo en la Policía Nacional, instaurado por primera vez. Un acto organizado por la Comisaría provincial en el Parque de Atocha, en Ciudad Real, en el que ha estado acompañado por el comisario jefe provincial, Alberto Camacho, y donde se ha rendido homenaje a los agentes caídos y sus familias.

El subdelegado del Gobierno en su intervención ha explicado que “nos reunimos hoy para honrar y recordar a los hombres y mujeres de la Policía Nacional que han sido víctimas del terrorismo, sacrificando sus vidas para defender nuestra libertad y nuestra seguridad. Este día tiene un significado especial para nosotros en Ciudad Real, una ciudad que también ha sentido el azote de la violencia y el terror".

David Broceño ha recordado “con solemnidad” a los policías nacionales de la provincia que fueron asesinados a manos del terrorismo, así como a los heridos graves que resultaron afectados por algún atentado.

Por su parte, el comisario provincial ha reivindicado con orgullo “el papel que ha desarrollado la Policía Nacional a lo largo de toda su historia, manteniendo siempre como misión, además de su servicio al ciudadano, la defensa de sus derechos y libertades, y garantizar la seguridad en España”.

188 policías nacionales fueron asesinados entre 1968 y 2015 víctimas del terrorismo, una cifra a la que hay que añadir decenas de policías heridos y familias destrozadas. Así pues, “este acto tiene como finalidad expresar el reconocimiento y gratitud de todos los ciudadanos de Ciudad Real hacia estos héroes y sus familiares, así como preservar y mantener viva la memoria de aquellos que sacrificaron sus vidas en defensa de nuestra seguridad y libertad" ha subrayado Broceño.

Además, Alberto Camacho ha puesto en valor “la incorporación de la mujer a la Policía Nacional, siendo un 18% las integrantes de la plantilla y ha recordado a la inspectora María Jose García, quien con 23 años fue la primera mujer víctima del terrorismo en nuestro país un 16 de junio de 1981”. 

Durante el acto, el subdelegado tuvo un recuerdo especial para “los policías y sus familias  que han vivido separadas prestando servicios en el País Vasco en los momentos más duros del terrorismo, por salvaguardar la seguridad, la paz y la democracia del pueblo español”, y ha destacado el esfuerzo colectivo de los servicios de emergencia, policías, bomberos, sanitarios o ciudadanos tras los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid, “se cumplen 20 años de aquellos trágicos atentados”, ha señalado, y que “dejaron una huella imborrable en la memoria de todos los españoles”.

Asimismo, David Broceño ha recordado el atentado del 6 de diciembre de 2004, cuando la banda terrorista ETA sembró el terror en varias provincias españolas, incluida Ciudad Real. “Ese día, siete bombas estallaron en zonas céntricas de diversas ciudades. En nuestra ciudad, una de esas explosiones dejó varios heridos leves, marcando nuestras vidas de manera profunda e inolvidable, siendo testigo de la desesperación de decenas de personas que corríamos sin saber qué hacer ni a dónde ir”, ha afirmado Broceño.

El subdelegado ha enfatizado la importancia de mantener viva la memoria de las víctimas del terrorismo y de continuar trabajando por una sociedad libre de violencia. "La libertad es más poderosa que el miedo. El terrorismo busca sembrar el pánico y dividirnos, pero nuestra respuesta debe ser la unidad y la fortaleza. La amenaza del terrorismo es real, pero estamos seguros de que la superaremos. Para derrotar al terrorismo debemos alejar el odio y la confrontación y trabajar juntos por una sociedad más justa y solidaria".

Concluyó su intervención reafirmando el compromiso con “la libertad, la justicia y la paz”, y pidiendo a “todos que honren a las víctimas con su recuerdo y acciones diarias para construir una sociedad más justa y solidaria”.

"Que el sacrificio de nuestros policías no sea en vano, y que su memoria nos inspire a todos a luchar por un mundo mejor y más seguro", finalizó.

Comentarios