Tendrá fines educativos y, previsiblemente, comenzará las obras en 2023

Presentado el “esperado” proyecto de la Casa de la Cultura de Ciudad Real con una inversión de 2,1 millones

La alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías, y la concejala de Urbanismo, Raquel Torralbo, presentaban esta mañana el proyecto de la Casa de la Cultura, sin duda alguna uno de los más anhelados y que contempla la reparación o sustitución de todos los elementos para detener el deterioro que sufre este edificio desde hace años y que está situado en el entorno de los jardines del Prado. Desde el Ayuntamiento se ha puesto especial cuidado, no solamente en respetar todos los aspectos ideados por Miguel Fisac, el afamado arquitecto daimieleño que lo diseñó, sino incluso realzarlos. Para ello, Raquel Torralbo explicaba que “se ha trabajado conjuntamente con un arqueólogo que ha estudiado la obra de Fisac, para no dejar escapar su arquitectura y ponerla en valor”. Un proyecto que pasará por Junta de Gobierno Local el próximo lunes 3 de abril, que contará con una inversión de 2.100.000 euros, y que tiene un plazo de ejecución de 18 meses, aunque previsiblemente las obras se inicien en 2023. El destino de la Casa de la Cultura será educativo, conforme al convenio que tenemos con el Ministerio de Hacienda, con el que existe una cesión por 25 años. El edificio cuenta con una superficie de 1.500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas de 500 metros cuadrados.

Explicaba Raquel Torralbo que “hoy es uno de los días más esperados, especialmente por la ciudadanía y por el equipo de gobierno, porque sale definitivamente el proyecto de la Casa de la Cultura que lleva redactado desde hace varios meses, pero que ha tenido que seguir el protocolo establecido por la Ley de Patrimonio de Castilla-la Mancha y que ya tenemos un informe favorable de la delegación de Cultura”. Detallaba la concejala de Urbanismo que “se ha trabajado en tres líneas de actuación, por una parte, recuperar el proyecto que ideó Miguel Fisac en 1958 y que ha contado con la evaluación del arqueólogo Migue Ángel Hervás, para resaltar aquellos elementos dignos de recuperar, que hay que conservar ideados por Fisac. La segunda línea es solucionar las deficiencias causadas por el desuso y el abandono del edificio y, finalmente, adaptarlo al código técnico de la edificación”.  Raquel Torralbo presentaba emocionada el proyecto y agradecía el esfuerzo de todos los que lo han hecho posible y del apoyo que ha tenido desde el equipo de gobierno.

La alcaldesa de Ciudad Real destacaba que esta actuación es uno de los proyectos en los que este equipo de gobierno “ha ido rehabilitando espacios y cambiando la fisonomía de la ciudad, recuperándolos con un exquisito cuidado y mimo para conservar su estado original. Estamos cambiando la ciudad a base de trabajo y ambición por Ciudad Real, algo que llevaba dormido muchos años, y como prueba este edificio, la adquisición del Convento de las Terreras, la rehabilitación integral de la Plaza de Toros, el arreglo de los Caminos del Vicario o la adecuación del Centro Social de Pío XII, entre otras muchas cosas”. Agradecía Eva María Masías el ímprobo trabajo que ha llevado a cabo la concejala de Urbanismo y todo el equipo municipal con “desvelo, empeño y que no ha dejado ni un minuto de luchar por él”

Entre las principales actuaciones destaca la eliminación de la rampa de entrada y el mallado en la fachada, se dejará diáfana la antigua hemeroteca de la biblioteca el edificio, creando el salón de actos que imaginó Fisac y se hará una sala de exposiciones temporales. En la primera planta se ha diseñado un espacio diáfano, con compartimentos para conseguir una sala amplia o tres en función de las necesidades que vayan surgiendo. Finalmente, el sótano se dejará para el archivo. Además, se mantendrá la escalera de caracol, tan característica de Fisac en el periodo de la creación del edificio. También se buscará dar un nuevo uso a los patios interiores, generando zonas de sombra. Además, el edificio contará con elementos adaptados a la modernización del edificio con una mejora de la envolvente térmica, aerotermia, mejora de la carpintería metálica que está inservible, el cambio de tuberías y baños adaptados para ostomizados, acceso para personas con discapacidad y dotación de las obligatorias salidas de emergencia.

Comentarios