Así lo ha anunciado Blanca Fernández en el acto de entrega del ‘I Premio Concha Tolosa’ en Ciudad Real

Los centros de atención integral a víctimas de violencia sexual de Castilla-La Mancha se especializarán también en explotación sexual

La consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, ha anunciado esta mañana que en Castilla-La Mancha los centros de atención integral a víctimas de violencia sexual se especializarán también en la atención a víctimas de explotación sexual “porque estamos en la obligación y tenemos ese deber”.

Así lo ha revelado esta mañana en el acto de entrega del ‘I Premio Concha Tolosa’ contra la violencia de género, promovido por la Diputación de Ciudad Real, a Amelia Tiganus, superviviente de la trata de mujeres, oradora, escritora, activista por la abolición de la prostitución y referente del movimiento feminista en España.

En el mundo, ha explicado Blanca Fernández, se calcula que dos millones de mujeres y niñas son víctimas de trata con fines de explotación sexual y en España, de las 45.000 mujeres y niñas víctimas de trata que se estima que hay, hasta 36.000 lo son con fines de explotación sexual. Una realidad ante la cual, ha abogado la consejera, la sociedad no debe permanecer impasible.

“Tenemos el compromiso moral de luchar contra la venta de seres humanos, específicamente contra la compra y venta de mujeres y niñas”, ha dicho la titular de Igualdad, que ha reivindicado “igualdad y más igualdad. Esto es lo que hacía todos los días Concha”.

Dos mujeres excepcionales unidas por un premio valiente

Blanca Fernández también ha defendido el feminismo radical que “busca la raíz del problema” y que ha enseñado a “tomar conciencia de nuestras propias vidas para intentar hacer algo por las demás personas, porque la igualdad nos hace más libres a las mujeres, pero también a los hombres”. Por eso, ha mostrado su orgullo por la figura y el trabajo de Concha Tolosa y por el de la premiada, Amelia Tiganus, que ha recibido este primer galardón y que “va a ser difícil de superar”.

La consejera ha agradecido a la Diputación Provincial de Ciudad Real y a su presidente, José Manuel Caballero, la instauración de este premio. Una decisión muy acertada “porque llevar el nombre de Concha es llevar el nombre de muchas mujeres de esta tierra como Ángela, Charo, Carmina y tantas otras que, sin medios, sin que nadie lo entendiera, salieron de su espacio de confort para luchar, atender y proteger a las demás”.

Y, en segundo lugar, ha continuado Blanca Fernández, porque entregar el primer premio a Amelia Tiganus “es un ejercicio de valentía”, ya que hoy en día “es más fácil ponerse de perfil para no tratar según qué temas espinosos. Y el de la prostitución y la explotación sexual lo es”. Por eso, la consejera ha reconocido el coraje y el compromiso de la Diputación “que sabe que no se puede consentir la compra y venta de seres humanos en nuestro país y por ahí debe ir el camino de las instituciones y de la sociedad”.

“La esclavitud más antigua del mundo”

Recordando a los dos millones de mujeres y niñas en el mundo y a las 36.000 víctimas de trata con fines de explotación sexual que hay en España, la consejera se ha mostrado crítica con aquellas posiciones que defienden “que esto es un ejercicio de libertad, ¿de libertad de quién, para quién, para qué? Desde luego no para las mujeres que son traficadas”, ha dicho Blanca Fernández. Y, en esta línea, ha señalado que cuando una mujer está siendo prostituida, “en el mejor de los casos lo es por pura necesidad”; en el peor y más extremo porque “se trafica con su vida, se amenaza a sus familias, porque se le considera un objeto y ella misma ha dejado de creer que es una persona”. En definitiva, ha dicho la consejera, “la prostitución no es el oficio más antiguo del mundo, es la esclavitud más antigua del mundo”.

En cualquier caso, Blanca Fernández se ha mostrado esperanzada en poder acabar con esta situación con una legislación que permita luchar con eficacia contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, siendo conscientes de que, por sí misma, no es la solución al problema, sino “un instrumento para combatir la explotación sexual”.

Junto a la premiada, la consejera y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, han asistido a este acto la delegada de la Junta, Carmen Teresa Olmedo; la delegada provincial de Igualdad, Manoli Nieto-Márquez; la primera teniente de Alcaldía del Ayuntamiento de Ciudad Real, Pilar Zamora; la subdelegada del Gobierno, María José Herreros; diputadas y diputados regionales, senadoras y senadores y representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Comentarios