Una veintena de mujeres se han realizado ya esta prueba

El hospital de Ciudad Real mejora la atención a la mujer en procesos de reproducción asistida con la incorporación de una nueva técnica

El servicio de Ginecología y Obstetricia de la Gerencia de Atención Integrada de Ciudad Real, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha incorporado la técnica HyFoSy-3D para el estudio de la permeabilidad de las trompas de Falopio y la detección de anomalías en la cavidad uterina.

Se trata de una técnica que se realiza como estudio previo a los procesos de reproducción asistida en las mujeres y que mejora la histerosalpingografía habitual, menos dolorosa y evitando el uso de contraste y de radiaciones.

“Es un procedimiento ambulatorio cuyo nivel de complejidad es mucho menor que la histerosalpingografía y que consiste en realizar una ecografía transvaginal en la que se inocula una espuma o foam a través del cérvix”, ha explicado el doctor Estrada, especialista del equipo médico de la Unidad de Reproducción Asistida de Ciudad Real junto a las doctoras Rosa Ana Garrido y María León.

Esta técnica de exploración de primera línea permite una valoración exhaustiva de la permeabilidad tubárica y la cavidad uterina. Tiene importantes ventajas respecto a otras técnicas como la histerosalpingografía ya que “es menos invasiva y se obtienen imágenes de gran calidad del interior del útero y las trompas de Falopio, además de reducir los costes en comparación con otras pruebas”, destaca la doctora Garrido.

La HyFoSy-3D, siglas de Histerosalpingo-Foam-Sonografía, permite una valoración más precisa de la morfología uterina ya que la imagen ecográfica que se obtiene es en 3D, garantiza, asimismo, la visualización de la cavidad endometrial y de la patología ginecológica si la hubiera, detectando pólipos o miomas. Además, favorece la cuantificación de la reserva ovárica en el mismo acto, ha añadido la doctora León.

Otra ventaja es que el personal médico que la realiza son los médicos especialistas en reproducción asistida pudiendo orientarse de manera óptima a la paciente, ha apuntado el doctor Estrada.

Estas ventajas suponen una mejor tolerancia de las mujeres a la técnica y con ello unos altos niveles de satisfacción. Hasta el momento, ha indicado la doctora Garrido, se ha realizado esta prueba a una veintena de mujeres.

Además de reducir las molestias de la prueba respecto a otras técnicas, la paciente obtiene los resultados con más rapidez, en la misma consulta, lo que implica para las mujeres reducir el estrés emocional en la espera de los resultados y la continuación del proceso de reproducción asistida en el menor tiempo posible.

Una vez finalizada la HyFoSy-3D, el equipo de Enfermería de la Unidad se encarga de hacer a la paciente las recomendaciones de cuidados para evitar cualquier molestia relacionada con el proceso

Mejorar las prestaciones de reproducción asistida

Incorporar esta técnica avanza en los objetivos marcados desde el servicio de Ginecología y Obstetricia para mejorar tanto la calidad asistencial de la Unidad de Reproducción Asistida como la calidad percibida de las pacientes, con el fin de seguir ampliando la oferta asistencial del área.

“Queremos ofrecer un abordaje integral, de calidad y garantizar la equidad en el acceso a las prestaciones de reproducción asistida”, ha concluido el doctor López de la Manzanara, jefe del servicio de Ginecología y Obstetricia de Ciudad Real.

La Unidad de Reproducción Asistida del Hospital General Universitario de Ciudad Real comenzó a funcionar en el año 2018 y ha ido aumentando la actividad para responder a la demanda. El equipo médico dirigido por el doctor López de la Manzanara como jefe de servicio está integrado por las doctoras Rosa Ana Garrido y María León y el doctor Tyrone Estrada, junto a María José Cuenda y Gema Villalón, en Enfermería.

Comentarios