Francisco Cañizares ha visitado este sábado la sede

El alcalde de Ciudad Real valora la importante labor de los radioaficionados

“Cuando todo lo demás falla, cuando hay alguna emergencia, son los primeros que están ahí para comunicar y trasladar información totalmente fiable”, con esa frase ha definido el alcalde de Ciudad Real, Francisco Cañizares, la importante labor que desarrollan desde 1978 los miembros de la Unión Española de Radioaficionados de Ciudad Real, que en la actualidad cuenta con unas 300 licencias en la provincia.

En la misma línea, el primer edil ha destacado que “son gente muy comprometida, que hace de su afición un servicio público, de contactos, de información y también de transmitir conocimientos”. De hecho, Cañizares recordaba que “nosotros tiramos de ellos en ocasiones, la protección civil va muy ligada a la utilización de estos equipos”.

Por su parte, el presidente de la URE de Ciudad Real y también de Castilla-La Mancha, Jesús Delgado, ha agradecido enormemente la visita de Francisco Cañizares a su sede, cuando la entidad está a punto de cumplir su 45 aniversario, “nuestra sede, para nosotros es un punto de conexión personal con el resto y de poder hacer más radioaficionados. Por ello estamos encantados de su visita y de poder enseñarle lo que hacemos aquí”, concluye.