El Ayuntamiento de Ciudad Real crea un grupo de trabajo para analizar la nueva Ley de Bienestar Animal

El objetivo de la Concejalía de Servicios a la Ciudad es estudiar el impacto que el nuevo marco legal tendrá en los municipios

La concejalía de Servicios a la Ciudad del Ayuntamiento de Ciudad Real ha convocado este lunes una primera sesión de trabajo para analizar el impacto que tendrá la futura Ley de Bienestar Animal en el municipio. Un encuentro presidido por el edil Gregorio Oraá, al que también han acudido José Ramón Caballero, presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Ciudad Real, un representante de las asociaciones vecinales, en este caso la del Barrio del Pilar, dos entidades locales que trabajan por la protección animal como son Gatómicas y la Bienvenida, un representante de la Policía Local, además del área jurídica y del jefe de la sección de limpieza del consistorio.

Oraá ha recordado que este era un compromiso adquirido en el último consejo local de Sostenibilidad, “con esto queremos conseguir que los ciudadanos estén bien informados a partir de ahora de lo que supone esta ley, y la influencia que tiene sobre la salud animal en nuestra ciudad. Sabemos que todavía hay carencias en la ley, que todavía no nos ha informado el Gobierno central, y por eso queremos que la máxima autoridad veterinaria de la provincia sea quien nos informe en esta primera reunión junto con el área jurídica”.

Desde el Ayuntamiento de Ciudad Real sí se va a exigir que el Gobierno central dote económicamente esta ley, “puesto que los municipios somos los que tenemos las competencias en esta cuestión y necesitaremos apoyo económico”, ha advertido Gregorio Oraá.

Por su parte, el presidente del Colegio de Veterinarios, José Ramón Caballero, ha recordado que esta ley se está desarrollando sin contar con el asesoramiento ni la supervisión de los profesionales de la salud animal, aunque espera que las organizaciones colegiales sí puedan tomar parte activa en el desarrollo del reglamento que acompañará a la ley. En cualquier caso, sí considera que “la ley deja entrever una gran responsabilidad de los municipios con respecto a todo lo que es el trato a los animales, el bienestar animal y la convivencia con las personas en las ciudades. Claro que hay que estar preparados, y desde el Colegio lo que ofrecemos es nuestra colaboración y asesoramiento a los municipios para facilitar la aplicación de esta normativa”.

Comentarios