La Junta defiende en Brazatortas la caza sostenible, una actividad dinamizadora en zonas rurales que genera 14.000 empleos y 600 millones

Así lo ha señalado Casto Sánchez en la inauguración de la  Feria de la Caza y de la Ganadería extensiva de Brazatortas

El delegado de Desarrollo Sostenible en la provincia de Ciudad Real, Casto Sánchez ha participado, este viernes en la inauguración de la I Feria de la Caza y de la Ganadería Extensiva de Brazatortas, donde ha destacado que la actividad cinegética “tiene una gran importancia en Castilla-La Mancha desde el punto de vista de la actividad empresarial y una enorme influencia socioeconómica de nuestra región que va más allá de su carácter deportivo o de ocio”.

En este sentido, Sanchez ha recordado que la actividad cinegética en Castilla-La Mancha “mueve hasta 600 millones de euros al año, creando alrededor de 14.000 empleos -6.500 de ellos fijos-, y supone en torno al 1,7 por ciento del PIB de la región. Además de su importancia económica, “la gestión cinegética sostenible juega un papel fundamental en la conservación de la biodiversidad y contribuye de forma directa a la protección del patrimonio natural y de nuestros montes públicos”.

Además, el sector cinegético “es fundamental en una región como la nuestra, con siete millones de hectáreas cinegéticas y 5.700 cotos de caza, 115.000 licencias y con alrededor de 1.700.000 jornales anuales”. 

Medidas de apoyo e impulso

El delegado provincial de Desarrollo Sostenible se ha referido a las medidas de apoyo e impulso del sector cinegético puestas en marcha por el Gobierno presidido por Emiliano García-Page. Un sector “con el que estamos trabajando sin descanso en estos años, pues son parte importante y activa en la conservación de nuestros espacios naturales, en el control de poblaciones o la mejora de la biodiversidad de terrenos con alto valor natural, y por supuesto, a la fijación de la población”.

En este sentido, el responsable provincial de la Junta de Comunidades ha recordado en esa estrecha colaboración se incluyen 140.000 euros en ayudas concedidas a la Federación Regional de Caza durante la pasada legislatura.

Medidas conseguidas como la gratuidad de las licencias para los residentes alcanzando las 52.886 dentro de las cerca de 115.000 emitidas; el convenio firmado recientemente para realizar formación reglada, especialistas de control y la recuperación del vigilante de caza y nuevas ayudas por 580.000 euros para favorecer la caza menor.

Apuesta por la caza social

Y a todo ello se suma la apuesta por la caza social, en la que “hemos pasado de tres a nueve cotos sociales que suman 13.000 hectáreas a disposición de cazadores y cazadoras de la región, facilitando así el ejercicio de la caza en régimen de igualdad de oportunidades para todas las personas interesadas”. Los nueve cotos sociales son Oriñuela y Cuarto de Alarcón, en la provincia de Albacete; Riofrio, Peñasnegrillas, El Gallego, Valdegracia y Caparroso, en Ciudad Real; y Cañadillas y Solanillas, en la provincia de Toledo.

Una actividad económica “de tal relevancia necesita visibilidad y escenarios donde prodigarse”. La Feria Nacional de la Caza, Pesca y Turismo organizada por la Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR) y el futuro Museo Regional de la Caza y la Naturaleza para el que la Junta cedió el edificio de la calle Postas en la capital que “dan cuenta de la importancia que el sector cinegético tiene para nuestra provincia”.

Y también aquí, en Brazatortas, localidad históricamente vinculada con la caza, como el resto de la comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, “esta iniciativa de organizar la I Feria de la Caza merece hoy el apoyo del Gobierno regional y el deseo de que sea un éxito”.

Comentarios