Reparto de puntos en una tarde de perros entre el Calatrava y el Daimiel

1-1 en Argamasilla de Calatrava, resultado que sabe muy bien para los rabaneros y que sirve para seguir con su particular racha sin perder

Ficha técnica

CALATRAVA (1): Fule, Boti, IvÁn, Michael, Diego, Alberto, Puyol, Manel, Camacho, Raúl y Pablo. Banquillo: Huertas, Giancarlo, Alex, Laguna, Adri, Saviola y Jorge. Entrenador Kike

DAIMIEL (1): Astillero, Arturo, Hugo, Moraga, Rubén, Timmy, Aparicio, Jaime, Gallego, Adri y Almeida. Banquillo: Cristian, Pio, Redondo, Alonso, Javi, Pinilla y Jeordyl. Entrenador, Jesús Vicente

ÁRBITRO: Díaz Fernández, auxiliado por Molina Mulas y Donate Villa. Tarjetas amarillas para los locales Iván y Manel y al visitante Astillero

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la vigesima jornada del segundo grupo de la primera ordinaria Castellano Manchega. Número de la rifa 2363

CRÓNICA de Ventura Huertas

Visitaba el municipal rabanero el Daimiel Racing Club, segundo en la clasificación general y por lo exhibido firme candidato al ascenso. Por otro lado, el Calatrava se presentaba a seguir aumentando su racha de partidos sin perder, dos meses llevan los rabaneros puntuando en sus partidos.

A la hora del partido pintaban bastos, frio, viento y lluvia que no amedrento a los incondicionales del Calatrava.

Comenzaba el encuentro con los visitantes como claros dominadores del juego. En el minuto tres ya habían estrellado un balón en el poste. Los locales con Diego como jefe de opciones, resistían e igualaban la contienda. En el minuto dieciocho le anulan un gol a los rabaneros por fuera de juego. En el minuto treinta otro poste del Daimiel, en el treinta y cuatro Raúl saca el balón baja palos y en el cuarenta y uno Gallego conseguía batir a Fule colocando el cero a uno.

El segundo tiempo comienza como el primero, en el minuto sesenta y uno los blancos no consiguen aumentar su distancia en el electrónico.

Minuto en el minuto sesenta y siete, penalti a favor del Daimiel, que Fule frustra al lanzador visitante con una buena parada.

El técnico local, Kike, mueve sus piezas y los rabaneros comienzan a creer en sus posibilidades y hacen sufrir a los daimieleños, hasta que en el minuto setenta y cuatro Manel transforma un penalti decretado por Díaz Fernández.

1-1, resultado definitivo que sabe muy bien para los rabaneros y que sirve para seguir con su particular racha sin perder y que la hinchada local supo agradecer.

En la próxima jornada, los amarillos visitan al Membrilla, para intentar seguir sumando puntos.

 

 

Comentarios