Ramón Piqueras cumple un siglo de vida como símbolo de puente que hermana a Calzada y Argamasilla de Calatrava

El calzadeño celebró en la tarde de este lunes su cien cumpleaños en la residencia rabanera rodeado de familiares y amigos

La Residencia de Mayores de Argamasilla de Calatrava era escenario ayer tarde del último lunes de febrero donde uno de sus usuarios más vitalistas, Ramón Piqueras García, celebraba la fiesta de su centenario, rodeado fundamentalmente de familiares y amigos.

Nacido el 26 de febrero de 1924 en la vecina localidad de Calzada de Calatrava, Ramón recibía también la grata y entregada felicitación de los dos máximos responsables de ambas poblaciones, Gema García por parte calzadeña y Jesús Ruiz por la parte rabanera.

Además de soplar las velas que coronaban la tarta de esta efeméride, el homenajeado, padre de dos hijos y de una hija, trabajador durante su vida activa en dos ámbitos muy sacrificados como son la agricultura y la construcción, pudo recibir diferentes regalos.

Uno de ellos, el que le llevaba García Ríos, era la reproducción del actual e icónico aspecto que presenta el silo de Calzada de Calatrava, al que en su vida activa también contribuyó Ramón, quien agradecía todas las muestras de cariño, en una tarde llena de emoción.

Pese a sus dificultades de audición y la necesidad de usar silla de ruedas, el centenario residente alardeaba de su condición de promotor de hasta cuatro bandas de cornetas y tambores para la Semana Santa calzadeña y como músico de acordeón y corneta. 

García Ríos así también lo resaltaba y no ocultaba la “mucha ilusión” que le hacía poder acompañar en la fiesta de estos cien años a su paisano, agradeciendo al Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava la invitación a compartir una visita tan señalada. 

“Para nosotros es un vecino que ha tenido una vida muy activa en Cazada de Calatrava, donde se le recuerda de una forma muy cariñosa”, en particular, subrayaba la alcaldesa, por parte de las distintas agrupaciones musicales que ha habido en la localidad. 

“Él fue uno de los que participaron en la puesta en marcha de varias de las bandas locales y se le recuerda con muchísimo cariño”, indicaba Gema García quien también quiso recordar el hecho de que fue también partícipe del silo y del colegio que está enfrente. 

“Por ese motivo, como el silo ahora se ha convertido en una obra pictórica de arte urbano, pues hemos querido traerle una fotografía para que la tenga y cuando la vea tranquilamente recuerde ese lugar donde siendo joven, pues justo también allí su granito de arena con sus manos”, aseveró.

Y su homólogo anfitrión también destacaba la alegría de una cita tan señalada en torno a Ramón, porque “no todos los días un vecino de Argamasilla de Calatrava cumple cien años y aunque él es natural de Cazada de Calatrava aquí entre nosotros”, concretamente desde el año pasado.

Jesús Ruiz, que estuvo acompañado por el concejal de Bienestar Social, Sergio Gijón, apostilló que “para nosotros es un placer poder acompañarlo en su cumpleaños y recibir a la alcaldesa de su pueblo natal porque creo que para Ramón es especial que nuestras dos localidades se encuentren para celebrar su cumpleaños”.

Comentarios