Nace en Almodóvar del Campo la Asociación de 'Amigos del Museo Palmero y Centro Cervantino'

Almodóvar del Campo cuenta con un nuevo colectivo de corte cultura y patrimonial y que pretende contribuir a la difusión y perpetuación de una de las sagas de autores de mayor orgullo en la localidad, la Asociación de Amigos del Museo Palmero y Centro Cervantino.

AMPACE se presentaba así este sábado en el marco de la Feria de la Caza, la Pesca y el Turismo, FERCATUR 2023, cita a la que el Ayuntamiento ha contribuido con un destacado stand para, de la mano de otras entidades y personas, a ofrecer lo mejor del municipio.

Silvia Palmero, nieta del insigne pintor Alfredo Palmero De Gregorio y máxima valedora del legado y la trayectoria artística que hoy mantiene el nieto, de firma Freddy Palmero, explicaba “con muchísima ilusión” las claves y cometidos de este nuevo movimiento.

“Esta asociación nace con el propósito de gestionar el Museo Palmero de Almodóvar del Campo y de ser un enclave importante en la ruta cervantina nacional”, aludiendo a sus principales referentes, entre ellas la casa-museo de autor y su “importante pinacoteca”.

Pero también, añadía, “la sede con parte de la colección cervantina del maestro Palmero, a la que se suma una colección de ediciones de ‘El Quijote”, elementos y punto de partida con los que “aspiramos a ser un epígono importante en la cultura de Almodóvar”. 

Y, con ello, abundaba Silvia, “deseamos ser una fuerza dinámica que impulse el desarrollo de nuestra comunidad y posicione a Almodóvar como un destino cultural de renombre”, en una misión que calificaba de “clara y también voy a decir que muy ambiciosa”.

La hoja de ruta marcada tiene “objetivos muy concretos”, siendo para este nuevo colectivo como primero “la gestión y preservación del Museo Palmero”, un recurso que no es fácil tener y que, añadía, “muchos pueblos están intentando crear museos”.

En el caso del referido, “ya lo tenemos, en torno a un pintor nacido en Almodóvar del Campo, que nunca ha dejado de tener sus raíces ahí, tanto él como el resto de la familia. La obra está hecha y es un recorrido de autor muy interesante”.

En este particular, Palmero nieta agradecía “la colaboración del Ayuntamiento con que hace unos años pudimos darle una vuelta y convertirlo en un museo de mucha más fácil visita”, pero ahora desde AMPACE “queremos modernizar ese museo”.

Acción que implica “seguir arreglándolo, que esté cada vez más bonito y queremos volverlo accesible a todo el mundo. No es una tarea fácil, pero lo importante, como digo, es que está hecho, con su colección de pinturas y el edificio; el resto es buena voluntad”.

También esbozó del segundo objetivo que “Almodóvar es uno de los municipios más importantes del Valle de Alcudia”, afianzando esta reflexión en que “Don Quijote y Sancho Panza no salen del Valle de Alcudia en toda la primera parte del Quijote”.

Desde ese otro punto de partida, Silvia Palmero recordaba que “tenemos un escenario mundialmente famoso, en el cual se desarrolla la obra cumbre de la literatura universal y, por lo tanto, el escenario ya lo tenemos”, sin olvidar las ventas de novelas cervantinas. 

Un escenario para establecer sinergias con la colección cervantina expuesta en la Casa de la Marquesa, los fondos y enclave del Museo del Quijote de Ciudad Real y los del Museo Palmero de Barcelona.

Por tanto, indicaba la valedora de la saga Palmero, “estableciendo un puente cultural que nos dé una amplitud de nuestra colección con los demás puntos”, sin desdeñar, dijo, “la colección de Quijotes, con lo que podemos conseguir muchísimos más recursos”. 

Y con estos mimbres, AMPACE quiere desencadenar toda una “dinamización cultural”, de manera que “nos esforzaremos en generar un ambiente cultural con exposiciones, conferencias, eventos, talleres, que enriquezcan la vida cotidiana del municipio”.

Así se alcanza el cuarto punto de los hitos marcados y no menos importantes que los anteriores, como es la promoción turística “para situarnos como un punto de referencia cultural, aspirando a atraer visitantes de todo el país, de toda España”. 

No en vano, recordaba Sivia Palmero, “Almodóvar tiene todo, tiene a san Juan de Ávila, tiene nuestro Museo, tiene los toros, el Museo del Taurino, tiene el Valle de Alcudia, la Biblioteca Cervantina,… tiene tantos recursos que muchísimos pueblos les gustaría tener”. 

Con la ventaja, apostillaba, en alusión a la línea ferroviaria de alta velocidad que “tenemos un medio de transporte del siglo XXI que conecta España de norte a sur y que nos deja siete kilómetros de Almodóvar. Muchísimos pueblos de La Mancha lo querrían tener”.

Silvia destacó que en esta nueva “travesía, afortunadamente no estamos solos, tenemos la ayuda del Ayuntamiento de Almodóvar, con José Lozano [el alcalde] a la cabeza y con Virginia en la Concejalía de Cultura, que siempre desde el minuto uno, nos han apoyado en esta iniciativa y nos están ayudando con recursos y muchísimo entusiasmo”. 

Indicó de AMPACE que el grueso de este nuevo colectivo lo forman “diez personas de Almodóvar a las que no tengo palabras para agradecer su entusiasmo, su altruismo y su implicación en este proyecto. Personas muy diversas que cada una aporta su granito de arena muy importante”. 

Citó en este punto a dos de estas personas, a Mari Carmen Cervera, presidenta por otro lado de AFAMMER Almodóvar del Campo-Valle de Alcudia, “porque realmente ha sido el corazón y el impulso de este proyecto” y a Javier de la Fuente, presidente de la Asociación de Amigos de la Historia de Almodóvar del Campo y vicepresidente en AMPACE.

“Me han ayudado desde el principio a poder poner esto en marcha, porque yo sola nunca hubiera podido”, abundando Silvia Palmero que “evidentemente, tengo el respaldo de la familia también”, de manera que es presidente de honor, “mi padre, sin el cual yo tampoco estaría aquí”.

De éste, de Alfredo Palmero, explicó que “mi abuelo, el maestro Palmero, era un gran artista, pero sin mi padre el museo no existiría”, porque de hecho fue no solo su fundador, sino también su “ideólogo” y “uno de los pioneros de los museos de autor en España”.

Hay que remontarse a la década de los años 60 del pasado siglo a aquel momento fundacional de un museo que desde Almodóvar del Campo, concretaba, “hemos llevado a todas las exposiciones que hemos hecho en todas partes del mundo, de la mano de las exposiciones tanto del abuelo como de mi hermano Alfredo”.

En el momento de su creación, “creo que solamente estaba el Museo de Romero de Torres, ni siquiera estaba el Museo Dalí, con lo cual realmente el de Palmero es un museo de los primeros de autor, en esas cosas mi padre fue un visionario”.

Silvia Palmero llamó así, en definitiva, a que “forjaremos juntos un futuro en el que la cultura sea uno de los motores importantes de nuestro progreso y de nuestro desarrollo”, significando que la nueva Asociación de Amigos del Museo Palmero y Centro Cervantino “es una oportunidad para potenciar nuestra cultura y mirar hacia el futuro con esperanza y determinación”.  

Y concluyó su intervención aludiendo a un dicho de su padre Alfredo, “que es un buen eslogan para Almodóvar del Campo, ‘Ávila, Cervantes, Palmero”.

Comentarios