Aldea del Rey abre las puertas de su Palacio de Clavería de par en par al Festival de Almagro

En la ronda de presentaciones de la programación del evento

Aldea del Rey abre las puertas de su Palacio de Clavería de par en par al Festival de Teatro Clásico de Almagro. En la ronda de presentaciones de la programación del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, en todos y cada uno de los pueblos del Campo de Calatrava, por Irene Pardo, directora del festival, recaló en Aldea del Rey, quien para la ocasión le abrió las puertas, de par en par, de su maravilloso Palacio de Clavería, algo que Pardo agradeció asegurando que esta era la presentación donde más público le había recibido.

El primer edil aldeano, “en calidad de anfitrión y como representante de todos los vecinos y vecinas de Aldea del Rey, y, también, en nombre de todos los pueblos del Campo de Calatrava”, agradeció a Irene Pardo, al Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y a todos sus patronos, el “difundir este tipo de eventos en nuestros pequeños pueblos que conforman la gran comarca que es el Campo de Calatrava, y, con ello, permitís que todos, reyes y humildes, tengamos acceso al mejor teatro del mundo”.

El numeroso público aldeano, entendido en teatro, y compuesto por el tejido social y cultural de la localidad, siguió con atención las explicaciones, tanto de la directora del festival, como las del alcalde anfitrión, quien le dio la bienvenida “a este pueblo de humildes gentes, que te ofrecen sus más preciadas joyas: nuestro Castillo de Calatrava La Nueva y nuestro Palacio de Clavería, que al igual que el Teatro en Almagro, sobrepasan los límites de lo local para ser conocidos y reconocidos en lo internacional”.

“No te será difícil, querida Irene, imaginar, contemplando este maravilloso patio central y sus cuatro crujías, que en su momento de esplendor y siendo como fue residencia puntual de algunos miembros de la realeza, sus nobles anfitriones agasajasen, a sus huéspedes, con alguna comedia, drama o auto sacramental, muy al gusto de las gentes de la época, donde el teatro fue, sin duda, el espectáculo por excelencia, que presenciaban desde el rey hasta los más humildes y Aldea del Rey, no me cabe duda, no era ajeno a él”.

Tras lo que, Barba Ruedas, siguió detallando las bonanzas del palacio y de la localidad, “Aldea del Rey, aúna patrimonio histórico, cultural y un potencial turístico de primer orden. En breve, en la hospedería de este Palacio de Clavería, albergaremos, entre otros, al viajero ávido de teatro, que también quiera conocer las bonanzas de nuestro Campo de Calatrava, nuestra gastronomía, nuestras fiestas, nuestras tradiciones y nuestras joyas arquitectónicas, como es el Sacro Convento y Castillo de Calatrava La Nueva y tantas otras más, como albergan nuestros pueblos”.

Por último, el alcalde de Aldea del Rey, Cándido Barba Ruedas, aprovechó la ocasión para hablarle a la directora de sueños: “Aldea del Rey, tuvo un sueño, que su Palacio de Clavería, recuperase el esplendor que tuvo en el pasado y ya es realidad. Hoy tenemos un sueño, que en vuestras manos está hacerlo realidad, que Aldea del Rey, dentro de la programación de vuestro, nuestro, de todos, Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, llegue a tener, al menos, una representación teatral, aunque esta sea un pequeño entremés”.  

A lo que Irene Pardo, dijo estar “encantada de estar aquí, cojo ese guante de seda que se nos ofrece para tratar de que este espacio y de que Aldea, que ya geográficamente es epicentro del Campo de Calatrava, a raíz de este espacio que está rehabilitado con un gusto exquisito con mucha sabiduría arquitectónica y con mucha delicadeza”.

También aseguró que “el festival tiene una vocación de espacio más allá del mes de julio. Y para difundir el teatro clásico, tiene que hacerse un trabajo constante y continuo durante todo el año”.

Tras detallar a los asistentes la programación de la presente edición y proyectar un vídeo promocional del festival, ambos, alcalde y directora, se emplazaron para hablar de proyectos de colaboración.

Comentarios