Comienzan las Fiestas de Moros y Cristianos de Alcázar de San Juan

Con el pregón en la Capilla del Palacio

La Capilla de Palacio de Alcázar de San Juan ha acogido el pregón de las XXXVII Fiestas de Moros y Cristianos de la localidad. Comienza de este modo este evento festivo declarado de Interés Turístico Regional en 2016 en la que el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan colabora con la Asociación Al-Kasar. Jesús Miguel Montalvo, festero de fila de San Juan y componente del extinto Grupo de Recreación Histórica de la Asociación de Moros y Cristianos Al-Kasar ha sido el pregonero en esta ocasión.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, ha asistido al evento junto al concejal de Festejos, Javier Castellanos y la concejala María Jesús Pelayo. En su intervención, Rosa Melchor ha agradecido al pregonero su discurso de inauguración del evento de este año y lo ha hecho destacando el valor identitario del que es uno de los eventos más característicos de la ciudad.

Jesús Miguel Montalvo ha comenzado su pregón ataviado con indumentaria de caballero de la orden de San Juan y ofreciendo una pequeña interpretación para gusto de los asistentes. Posteriormente se ha referido a la importancia de esta festividad cultural en la localidad, haciendo un breve recorrido de su historia de esta agrupación local cuyos inicios se sitúan en 1988.

La tradicional izada de banderas ha adquirido en esta edición un cariz especial, siendo el primero en el que esta misión ha correspondido a un colectivo involucrado en la Fiesta de Moros y Cristianos. Una iniciativa que surge del interés de dar una mayor relevancia a este acto simbólico y que busca marcar un precedente cultural. En esta ocasión, esta izada de banderas ha correspondido al Estudio de Baile de Ana Rocío, que a su vez ha ofrecido a los muchos asistentes al el acto una interpretación de danza del vientre.

Posteriormente Rosa Melchor, en nombre del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, ha hecho entrega de un obsequio al pregonero, Jesús Miguel Montalvo, como recuerdo conmemorativo de su importante aportación en la edición de este año. Un recuerdo que le ahora le hace formar parte de la historia viva de la fiesta de Moros y Cristianos en Alcázar de San Juan.

Tal y como estaba previsto, los asistentes pudieron degustar al final del acto de tés y dulces marroquíes ofrecidos por la Asociación de Musulmanes Manchegos.

Comentarios