InicioComarcaArgamasilla de CalatravaArgamasilla de Calatrava: Una muy agradable transición en la oficina de farmacia...

Gonzalo Rodríguez toma el relevo de Mari Carmen Moreno en la titularidad

Argamasilla de Calatrava: Una muy agradable transición en la oficina de farmacia de Los Encinares

La urbanización Los Encinares ha sido desde comienzos de siglo la principal vía de entrada poblacional a Argamasilla de Calatrava, un enclave de unifamiliares algo alejado del casco principal, pero cuyos latidos vitales tienen en la farmacia allí ubicada su gran salvaguarda.

Botica que, atendiendo la misma filosofía de acogida a gentes de otros lugares, también experimentó en su origen, en el año 2010, un efecto atrayente análogo y que mantiene. Por entonces, con Mari Carmen. Desde hace apenas dos meses, con Gonzalo.

Ambos son licenciados en Farmacia y si en el caso fundacional su primera propietaria, ahora felizmente jubilada, recalaba desde Alamillo, su localidad natal, el relevo lo toma quien naciera en Fernán Caballero y viene de ejercer, dos décadas, en la sierra madrileña.

Concretamente, Gonzalo Manuel Rodríguez Sastre ha sido empleado de farmacia en la localidad de Collado Villalba y, buscando la conocida y anhelada tranquilidad manchega y su aparejada calidad de vida, encontró en el traspaso de la oficina rabanera ese pasaporte.

“Había llegado el momento de iniciar mi propio camino”, explica. Ante otras opciones, al final se decantó por la población rabanera “por la cercanía a la capital y a donde viven mis padres y mis suegros, que eso era algo que queríamos mi mujer y yo, estar cerca de ellos”. 

Haber recuperado por completo estas sensaciones y la tranquilidad que entrañan pueblos manchegos, algo que toda su familia podía disfrutar muchos fines de semana, navidades o vacaciones, cuando tenían la oportunidad de escaparse, supone lograr las expectativas.

“La verdad, todo se está cumpliendo porque la gente me ha recibido muy bien, son gente muy agradable por aquí y estoy bastante contento”, por lo que en ese haberse encontrado “cosas mejores que me había planteado”, Gonzalo no puede ocultar su alegría.

A ello contribuye estar al frente de negocios a pie de calle y tan reconocido hoy día como es la farmacia. “El pequeño comercio, tener un sitio donde comprar así de manera más cercana te da la oportunidad de conocer a todo el mundo”, dice.

Desde la pandemia, la opinión generalizada ha pasado de ser vista la labor farmacéutica como de mero dispensador comercial, a tener la función que siempre han reivindicado como guardianes de la salud de la gente fuera de los centros sanitarios. Algo fundamental en el retraso de citas en Primaria. “La gente nos pide consejo sobre medicación, qué puede tomar y qué no según los síntomas que nos explican”, refiere satisfecho.

Desde el 10 de noviembre Gonzalo está al frente de la oficina de farmacia de Los Encinares, que se localiza en el número 6 de la calle Castaño y atiende en el teléfono fijo de siempre, el 926 460 394 y también en un nuevo móvil como es el 615 482 331.

Lo está tras la transacción por parte de Mari Carmen Moreno, “una mujer excelente, cariñosa, muy agradable, que me puso todo muy fácil, a la que la gente la quiere mucho de manera que la despedida para toda la barriada fue especialmente sentida e incluso con alguna buena lágrima cayendo”, rememora el nuevo titular.

Ella la abría por primera vez, tras adjudicársele en concurso público, el 23 de febrero de hace trece años, con las incertidumbres de llegar como forastera, a una población y sobre todo a una zona que era de nueva apertura y sin mayor actividad comercial. 

Y es que su llegada desde Alamillo, donde había sido titular de la oficina de la localidad durante 22 años, coincidió con la época de crisis al inicio de la pasada década pero dice tener “muy buen recuerdo y me siento muy orgullosa de haber podido sacar de la nada un negocio así que me encantaría que siguiera funcionando bien”.

Lo dice Mari Carmen valorando a su sucesor como “profesional de experiencia en farmacias grandes” y también como alguien “que se ha decidido por emprender su propio negocio y con muchas ganas todo saldrá bien”.

Por su parte, la concejala de Promoción Económica, Ana Belén Sáez, señala que este relevo en la titularidad de la farmacia de Los Encinares supone doble motivo de satisfacción, al “agradecer a Mari Carmen todos estos años dispensando medicinas y consejos sanitarios y al celebrar la llegada de Gonzalo como su nuevo responsable”.

A él y a su familia “desde nuestro Ayuntamiento les facilitamos todo cuanto pueda ser de su interés y estamos contentos porque la gente de fuera sigue apostando por Argamasilla de Calatrava, viniendo aquí a aportar su granito de arena”, apostilla la edil.

blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO