InicioOpiniónAndalucía, primer ensayo electoral para la regeneración política en 2023

Artículo de Opinión de Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Andalucía, primer ensayo electoral para la regeneración política en 2023

Jesús Antonio Rodríguez Morilla.- Por razones de supuesta oportunidad política del P.P. nos encontramos con el adelantamiento de las Elecciones Andaluzas y anteriormente, las de Castilla y León, esta última, con un cierto revés para el PSOE, principalmente, por el desgaste que viene soportando el Partido en el Gobierno y su reflejo en el devenir de la sociedad.

Para las del sur de España aún disponemos de algo más de una semana para ir vislumbrando una aproximación al desenlace, ya que han prevalecido distintas circunstancias elegidas como fuerza motriz por el P.P. antojándosenos prematuro la obtención un resultado lo bastante distanciador favorable a sus huestes.

En Andalucía siempre ha existido un voto oculto autosuficiente, PSOE hasta el tuétano, y habrá que ver como se manifiestan las intenciones de las raíces socialistas en las urnas.

Dependerá de la permeabilidad causada en su sociedad desde 2020, ante el imparable deterioro socioeconómico, lo cual, debería suponer un rechazo amplio y reivindicativo, no acudiendo a las urnas, como signo de tal rechazo en favor de una REGENERACIÓN POLÍTICA esperada, provenga del partido que sea.

La situación, permítase el símil, es, como si se tratara de esas alarmas anaranjada y brillantes que da vueltas continuamente en la nave de un polígono cualquiera, semi vacío y nadie se preocupa por las razones.

Las últimas cifras dadas a conocer ayer por la OCDE dentro de otros indicadores que venimos siguiendo, continúan preocupantes y coincidentes con las que esta WEB viene informando desde 2020, respecto al “boca a boca financiero ciudadano” al que nos vemos sometidos.

Un frenazo en toda regla para las previsiones de crecimiento del PRODUCTO INTERIOR BRUTO esperado para 2022, hasta el 4.1.%, con una reducción desde diciembre de 2021, del 1.4% y para 2023, crecimiento 2.2% y rebaja también al 1.6%.

Respecto a la inflación prevista por dicho Organismo para el segundo semestre, supera el 8%, ya que una vez fijados los nuevos precios en la Cesta de la Compra por los acontecimientos, ahí se quedan anclados para las amas de casa, salvo ligeras oscilaciones.

Me cuentan, que Ferraz tienen asumido como resultado óptimo un “estancamiento ocasional como el actual”, y que la pérdida de votos cíclicos en política sólo respondería al desgaste ocasional sobrevenido. ¿?

Algo parecido mediante otro símil, expresado con todo respeto en una síntesis a La Ley Administrativa de la Segunda Oportunidad, que nada tiene que ver con la situación que describimos excepto a efectos didácticos: Intentar salir a flote tras situaciones harto complejas.

Por otro lado, hay que comentar que un “ninguneo” internacional procedente de EE. UU o alguien importante de la UE, podría resultar hasta admisible dado nuestro “currículo vitae”, pero soportarlos ¿Marruecos y/o Argelia?, ofrece la impresión de que regresamos a los tiempos de Isla Perejil, que constituyó una “provocación casus belli”, sucedida ahora hará veinte años.

Me susurran al oído en estas Elecciones la ausencia de primeros espadas para hacerle frente al candidato del P.P. junto al propio reconocimiento implícito del escaso ánimo que rodea al PSOE que recibirá votos debido a la fidelidad de sus militantes, más que por méritos propios.

Otro “achaque” del paciente socialista, me indican radica en una carencia de carisma. Algunos añoran todavía a Susana Díaz, y dicha cualidad, ante un electorado, vale su peso en oro.

Pero cuando te has permitido el lujo de echarle varios pulsos a tu líder con no mucha fortuna, estas cosas no se olvidan y ya se sabe lo ocurrido en las Primarias Andaluzas de 2021.

En aquel entonces el vencedor era Sánchez, y en este País todo el mundo acude en auxilio del vencedor, aunque posteriormente dejara de serlo.

Sin embargo, El P.P. de Andalucía ha apostado por aislarse todo lo posible de las luchas fratricidas en Madrid, acompañando y mostrando su propia ejecutoria de tipo pragmático, ausente de escándalos notorios, y, sobre todo, alejado de otras aspiraciones ajenas a su propia Autonomía. Todo ello, le ha rodeado de determinados activos con los que acometer su reelección indirecta.

Del resto de las formaciones políticas nos encontramos entre espejismos e incredulidades.

Hastío y hartazgo generalizado de una mayoría de la sociedad española, se contemplará para reflexionar hasta 2023, con el posible “ralentí” que otorgan las presentes elecciones en Andalucía, lugar bendito elegido para mi retiro desde donde Uds. me soportan, y lugar, donde el plato estrella típico de crisis: Huevos fritos con papas, eso sí, en aceite de orujo, y con alguna que otra fritura previa, continúa siendo un manjar.

En nuestras manos se encuentra pues el expresar un rechazo más que justificado, y un servidor se encuentra dispuesto a ello.

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados de la UE

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO