InicioComarcaAlmodóvar del CampoAlmodóvar: Santa Bárbara se perpetúa a mil grados de cocción en el...

El sábado de candelaria fue descubierto y bendecido un gran retablo cerámico

Almodóvar: Santa Bárbara se perpetúa a mil grados de cocción en el entorno de su ermita

El inicio del tradicional ciclo de candelarias en Almodóvar del Campo, el pasado sábado y como cada año en el barrio de El Calvario, volcó en su patrona, santa Bárbara, aún mayor fervor con la bendición de un retablo cerámico en la inaugurada plaza que lleva su nombre.

Situado en lugar preferente del entorno que rodea la ermita dedicada a la patrona de los mineros y del barrio, fue fray Javier de María quien poco después de las ocho de la tarde bendijo el hermoso mural realizado en el Albaicín granadino por el ceramista Rafael Reina.

El alcalde José Lozano y el presidente de la Hermandad de Santa Bárbara, Álvaro Tello, habían descubierto instantes antes esta hermosísima composición que muestra la imagen de la santa mártir junto a elementos que le son propios bajo su protección.

La carbura, con la llama encendida para mantener su recuerdo vivo, protagoniza el tondo a la diestra de la efigie, recordando a tantos mineros de la localidad y del barrio que en bicicleta antaño enfilaban a los pozos de Puertollano por el camino que sale junto a la ermita.

En el tondo del otro lado, los símbolos más propios de santa Bárbara, como el cáliz con la sagrada forma en referencia a la eucaristía y la espada que lo cruza, representando el martirio a que fue sometida la santa sueca. A sus pies, el escudo de Almodóvar del Campo.

“Siempre cuenta la tradición que los mineros, cuando pasaban por aquí, en la esperanza de volver indemnes del peligroso trabajo en el tajo, se santiguaban y ponían en su mediación protectora su integridad física”, refería Álvaro Tello en la apertura del acto.

Algo que refrendaba el propio regidor, recordando que entre esa infinidad de mineros de la localidad que partían hacia la vecina localidad, su padre también encomendaba su salud a San Bárbara. “Este homenaje creo que se lo merecen todos los mineros”, apostillaba.

El joven sacerdote carmelita descalzado, por su parte, celebraba la realización de este conjunto que embellece el lugar y en el cual, Reina ha dedicado un mes de trabajo para su concepción y elaboración, pintada a mano con técnica aguada y estilo neobarroco.

El hecho de estar finalizado también en barro cocido, a casi un millar de grados, con sobrecubierta de vidrio, garantiza su perpetuidad ante los rayos del sol para esta gran composición que tiene unas dimensiones de 1,50 metros de alto por 1,05 de ancho.

Como se ponía de manifiesto, esta hermosa actuación y otras obras en la plaza, han sido realizadas a petición del colectivo con la imprescindible colaboración del Ayuntamiento.

Por eso desde Hermandad y carmelita daban gracias al Consistorio, a su alcalde y los trabajadores municipales por haber atendido estos deseos para el entorno que rodea la ermita, dejándolo para cómodo tránsito a pie y como lugar también de esparcimiento.

El alcalde ponía de manifiesto así que “el esfuerzo que hemos hecho por revitalizar este barrio es enorme y seguimos en esa línea de trabajo en nuestro municipio”, alabando en este caso el interés que también se ha tomado en ello la Hermandad de Santa Bárbara.

Valorando Lozano asimismo el empeño por el referido retablo cerámico de fray Javier de María, “que quiere mucho a su pueblo y también a éste que es su barrio” y daba las gracias a hermandades de gloria y de pasión que quisieron sumar al evento su acompañamiento.

Actos completados con la candelaria que alumbró y calentó la primera noche del sábado de diciembre, triduo eucarístico en días previos y la función solemne del mediodía de ayer domingo y posterior procesión.

La imagen de la patrona de El Calvario fue portada en esta ocasión por integrantes de la joven cuadrilla de costaleros de la Hermandad de la Caridad y fue destacable la presencia de la Banda de Cornetas del ‘Rescatado’, decenas de fieles y mujeres con mantilla blanca.

Cabe referir también que a las celebraciones dominicales de cierre se sumó el diestro Carlos Aranda, quien años atrás había donado un capote y que desde el barrio de San Sebastián, por la condición de mártires, de una y otro patrones, se entregó una placa conmemorativa y un ramo de flores.

Álvaro Tello se mostraba especialmente satisfecho por el desarrollo de estos actos, a los que regresó el tradicional convite de aperitivos y limoná y fuegos artificiales, por cuanto se conmemoraban los 70 años de la fundación de la Hermandad de Santa Bárbara.

Hito al que tampoco quisieron faltar niños de la catequesis parroquial, que ofrecieron con sus sentidos dibujos la particular mirada inocente de la patrona de El Calvario, cuyo himno, por cierto, también interpretó la gente a viva voz el sábado junto al nuevo retablo.

blank
blank
blank
blank
blank
blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO