InicioComarcaAlmodóvar del CampoAlmodóvar rescata la vida y obra de María Teresa Villa Cañizares para...

Gran precursora de la cultura en la localidad desde principios del pasado siglo

Almodóvar rescata la vida y obra de María Teresa Villa Cañizares para rendirle el merecido, y pendiente, homenaje

Almodóvar del Campo ha comenzado a resolver la asignatura que tenía pendiente hacia una de sus más ilustres creadoras culturales, una precursora en la literatura, el periodismo y la dramaturgia en la localidad como lo fue María Teresa Villa Cañizares.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, AFAMMER Almodóvar del Campo-Valle de Alcudia celebraba un acto de homenaje a esta paisana, nacida el 29 de septiembre de 1890 y quien cultivó diversos géneros sin que hasta la fecha hubiera sido profeta en su tierra.

En un emotivo, sencillo, dinámico y documentado acto celebrado en el Teatro Municipal, al que acudieron varias generaciones de familiares que residen fuera de la localidad, se esbozaron las diferentes semblanzas que conforman la figura humana de María Teresa.

Presentado por Mari Carmen Cervera, presidenta del colectivo organizador de un acto que contó con la colaboración del Ayuntamiento almodovareño, las intervenciones principales fueron realizadas por Aurora Rey, Jacinto Ruiz, Isabel Fernández y José Lozano.

Rey Aragón, que tuvo varias intervenciones al alimón con Cervera de Gregorio, glosó de entrada el árbol genealógico de la protagonista del acto, así como el de su propia familia, además de las ocupaciones y otros datos relevantes biográficos.

A continuación, Ruiz Carmona, autor del blog ‘Aperos’ que recoge entradas sobre historia, economía, etnografía, oficios, sociedad, cultura, etcétera del Almodóvar del Campo de antaño, intervino para mostrar una de las varias facetas presentadas.

María Teresa, cronista

En concreto, la de cronista, que ya casi con 19 años, desde 1909, ejercería en torno a diferentes aconteceres que se sucedían en su época y cuya firma aparecía en publicaciones como ‘El Diario de La Mancha’ bajo el título ‘Ecos de Almodóvar’.

Se dio así lectura a una de estas primeras crónicas en las que ya muestra su excelencia en el manejo de la escritura, dando cuenta completa de las Fiestas de Septiembre de aquel año y de sus diversos actos sociales, el cinematógrafo, sermones, cohetes, diana musical, festejos taurinos, procesiones y todo cuanto se podía reseñar.

María Teresa, poetisa

Para aludir a la faceta de Villa Cañizares como poetisa, las integrantes de AFAMMER se centraron en 1913, cuando con motivo de un homenaje organizado por el tercer aniversario de la muerte del, por entonces, aún beato Juan Bautista de la Concepción, se organizó un certamen literario en el que ella también tomó parte.

Fue en este punto donde intervino Fernández del Río, hermana mayor de la Hermandad de los Santos, quien ha reconocido en sus textos una “profunda fe”, además de sus poéticas expresiones, exaltando de este santo almodovareño su humildad y su caridad.

Y asimismo recordó de «esta mujer tan brillante y completa», que también aquel 1913 fue la autora de la letra del himno que Almodóvar del Campo canta, cada 14 de febrero y en septiembre, a quien además es reformador de la Orden de la Santísima Trinidad.

Un texto que está registrado desde 1975 en la Sociedad General de Autores de España y que fue declamado acto seguido, con enorme mimo, en la voz del cronista televisivo Roberto García-Minguillán, bajo el excelente acompañamiento a la guitarra de José Luis.

María Teresa, dramaturga

La siguiente parada en este cálido homenaje fue 1914, para atender la condición de dramaturga que atesora, además, María Teresa Villa Cañizares, artífice de diversos argumentos y coautora, junto con su también paisano Emilio Gallego, de la obra de teatro ‘En defensa de mujeres’.

Cervera y Rey explicaron que la representación de la obra, cuyo libreto no se ha podido rescatar, tuvo lugar en el propio Teatro Municipal el 25 de diciembre de aquel año y, como era habitual, con la interpretación de un cuadro actoral de aficionados y amistades de la propia población.

Otro de los hitos creativos de María Teresa reconocidos durante el homenaje, se situó ya en 1940, con motivo de un homenaje literario que convocaba la Diputación Provincial de Ciudad Real en torno a san Juan de Ávila y la bendición de su nueva talla, que vino a suplir la pérdida de la que antes de la Guerra Civil veneraba la localidad.

Concurso que reconoció el trabajo de Villa Cañizares, titulado ‘Exaltación a Almodóvar del Campo’, con mención honorífica, del cual un fragmento fue leído para las decenas de asistentes por parte del alcalde.

José Lozano, quien felicitó a la directiva de AFAMMER Almodóvar del Campo por haber rescatado la figura de esta ilustre paisana con motivo de la conmemoración del Día de la Mujer, avanzó su intención de trasladar a la Corporación municipal la oportunidad de dedicarle una calle a su memoria.

No en vano, dijo, «es importante poner en valor lo que representan mujeres como María Teresa y todo lo que han aportado a nuestro pueblo», recalcando el «orgullo» de contar con ella entre las personalidades ilustres, así como con el legado de su figura y obra.

María Teresa, orgullo de familia

El regidor, en este momento, hacía entrega a los familiares desplazados desde diferentes puntos del país donde residen, nietos y sobrinos, el libro institucional con que el Ayuntamiento muestra en fotografías lo más característico del municipio.

Mercedes Martínez, en representación de la familia, se mostró muy agradecida por este acto de homenaje en memoria de su abuela y el gran trabajo que había supuesto y compartió que cuanto ella escribió «lo hacía desde su profundo amor a los santos», refugiándose en la fe muy en particular desde cuando falleció una hija, a los 18 años.

Y tras este momento de gran intensidad emocional, Jesús González declamó una poesía que María Teresa dedicó a san Juan de Ávila, de nuevo con el sentido toque a la guitarra de su compañero José Luis en el grupo ‘Aires de Santa Ana’, formación que poco después iba a poner el mejor broche musical que podía tener un acto como éste.

María Teresa, entrevistada

Algo que llegó no sin antes rescatar una sencilla entrevista en el diario provincial Lanza en 1970 y en la que, al ser preguntada si alguna vez a lo largo de su vida había recibido premio local en su patria chica, respondió a sus 80 años de edad: «En Almodóvar, no». Pero añadía, a modo de descargo, referencia al accésit provincial concedido treinta años antes.

Y otra destacada cuestión a la que daba respuesta hilvana con el actual sentir del Día de la Mujer, puesto que giraba en torno a posibles impedimentos de su cónyuge respecto a su actividad creativa. «En absoluto. Primero mi padre, después mi marido, desde siempre me alentaron mi vocación de escribir que, como les digo, sentí desde muy pequeña. Y puedo decirle que tanto mi padre como mi marido, fueron mis más fervientes admiradores».

Fallecida el 23 de junio de 1977, de María Teresa Villa no se han podido conservar muchos de sus escritos, si bien organizadores, intervinientes y público valoraba como una experiencia «enriquecedora», recordar a mujeres como ella.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO