InicioComarcaAlmodóvar del CampoAlmodóvar del Campo inaugura sus fiestas con la normalidad de antaño

Con el pregón, reinas y damas, ofrenda a la patrona, corte de cinta, pirotecnia, peñas

Almodóvar del Campo inaugura sus fiestas con la normalidad de antaño

Almodóvar del Campo está desde anoche de Feria y Fiestas de Septiembre, tradicional ciclo de celebraciones cuya programación el Ayuntamiento recupera este año íntegramente tras los dos anteriores sin posibilidad de vivirlas como manda la tradición y en patronazgo de la Virgen del Carmen, san Juan Bautista de la Concepción y san Juan de Ávila.

Nuevamente el Jardín Municipal, desde las ocho y media de la tarde, era el primer foco de atención del intenso protocolo de apertura que se prolongaba hasta la una y cuarto de la madrugada bajo los fuegos artificiales y, luego, con la espectacular Orquesta Vulkano Show, ha continuado en afluencia de multitudes durante prácticamente toda la noche.

Entre ambos momentos, a la medianoche en punto y a los pies de la patrona en su iglesia del Carmen, tuvo lugar el agasajo tradicional del canto de la Salve por parte de ciudadanía y autoridades, reinas y damas para, acto seguido, iniciar el paseo, junto a unas 45 peñas, entre ellas ‘Los Troskys’, este año homenajeada y la Banda de la Escuela Municipal de Música, hasta el Ferial donde se cortó la cita inaugural.

Ahí, junto al alcalde y demás autoridades invitadas, estuvieron el prestigioso doctor almodovareño especialista en Otorrinolaringología, Jaime Ruiz Clemente, encomendado este año para dictar el pregón de apertura, así como las nuevas cohortes de reinas y damas infantiles en un relevo que se ha debido posponer tres años.

Su asunción de bandas y respectivas coronas tenía lugar al inicio de los actos en el Jardín. Allí, Enma Bermejo Gijón recibía el relevo como reina infantil de manos de su antecesora, Paula de Gregorio Paz, contando entre sus damas con Alba Rey Sánchez y Sara Siller Ruiz, casualmente sobrina ésta del pregonero.

Y en el caso de las juveniles, Marta Romero Sánchez reina su respectiva corona por parte de Rosana López Grande, siendo investidas como damas Ainhoa Fernández Molina y África Sánchez Fúnez. Cabe señalar que todas fueron agasajadas también con un ramo de flores que, luego, dedicarían en ofrenda a la Virgen del Carmen.

Pregón

En cuanto a lo dicho en su alocución, Ruiz Clemente agradeció la oportunidad, “lleno de orgullo y emoción, pero también de gran responsabilidad”, de ser el pregonero “de nuestras queridas y este año, más que nunca, ansiadas fiestas de septiembre, tras tres largos años de espera por la maldita pandemia del Covid-19”.

Lector de pequeño de pregones de fiestas de antaño, el hoy médico otorrinolaringólogo lleva “ya casi 30 años viviendo fuera del pueblo y me siento muy orgulloso de mis raíces”, que no ha abandonado y que le hace regresar al menos un fin de semana al mes desde entonces y donde logra relajarse y desestresarse. “Me da vida volver a él”, enfatizó.

Y reconoció lo que supone en Almodóvar del Campo poder “compartir momentos con mi familia, pasear sin prisas por sus calles; el olor a leña quemada en las épocas frías que me embriaga y me retrotrae con nostalgia a mi infancia aquí”, donde también disfruta de la “extraordinaria gastronomía local” en sus visitas, así como reencontrarse con amigos.

También esbozó un retrato de su paisanaje al indicar que “no sólo engancha el pueblo en sí. Más engancha si cabe su gente, que te acoge, te arropa y te hace sentirte como en casa desde el primer momento. Gente auténtica, íntegra, leal, que reconoce los méritos y cualidades ajenas, servicial, con gran sentido de la justicia, sin intenciones ocultas”.

Encomendado por el alcalde José Lozano para este momento tan especial y emotivo de la inauguración por su condición de sanitario, en inequívoco homenaje a quienes hubieron de hacer frente, sin apenas medios iniciales y un desconocimiento absoluto del virus, Jaime dedicó buena parte de su pregón a estas vivencias desde un punto de vista “íntimo”.

Él mismo, como otros compañeros de hospitales, se contagió de aquella primera cepa que ponía en cuarentena la sociedad civil, en marzo de 2020. Por entonces “los sanitarios no nos preocupábamos de nosotros mismos; solamente queríamos ayudar y salvar vidas”, ante un “abismo” del que se sentían plenamente desprotegidos y en medio de un caos.

Por eso invitó a meditar una reflexión de aquellos primeros y difíciles momentos: “Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto cambiaron las preguntas” y relató la ansiedad que a compañeros contagiados que, como a él, les surgía en la incertidumbre de qué sucedería el séptimo día de contagio, cuando afloraban sus peores consecuencias.

En su caso no fueron graves los síntomas, pero sí en el caso de un colega al que se sentía muy unido, Joaquín Montalbán, quien como el resto de profesionales “antepuso su vida a la del resto de pacientes a los que atendía en Urgencias” y pese a todos los intentos por salvarle la vida, en su caso tampoco fue posible.

“Esta pandemia tiene que hacernos reflexionar a todos, la vida ya no puede ni debe ser la misma”, inquirió Jaime, instando a dedicar cuantos recursos sean necesarios dedicar las administraciones públicas sanitarias y lanzó un mensaje de gratitud a los investigadores que han logrado el “reto para la humanidad” de crear “en tiempo récord las vacunas contra el Covid-19 que han salvado millones de vidas”. 

Reclamó en este punto, “apoyo, comprensión y respeto” de la sociedad a toda la profesión médica y sanitaria, pero también pidió lo propio para el sector agrario, del campo, “un sector casi siempre olvidado y poco valorado, cuando realmente se encargan de la tarea más fundamental, que es alimentarnos”.

Enlazaba así el pregonero de nuevo con su población de origen, donde el sector primario ha tenido siempre un gran peso y, aunque en una evolución a hoy en día, también tiene gran peso, rememorando como pese a sus reticencias de crío, también fue a la recogida de la aceituna y las uvas familiares, sacando una gran lección después para su propia vida.

Y además reclamó también el reconocimiento para los profesionales de la educación, porque “la docencia es la única profesión que crea otras profesiones” y recalcó como en la etapa de alumno y estudiante “nos enseñaban algo muy importante, valores, respecto, disciplina, esfuerzo, superación”, algo por cuya continuidad abogó.

Tras su intensa intervención, que se prolongó por espacio de media hora, Jaime recibió de manos del alcalde el pergamino conmemorativo de su condición de pregonero 2022, así como la medalla de la ciudad, siendo asimismo entregado un ramo de flores a su madre que, junto a familiares y amigos, asistieron al acto.

Peña ‘Los Troskys’

A continuación, fue turno para la mención honorífica de peñas, que este año ha sido otorgada a ‘Los Troskys’, quienes recogieron su correspondiente cuadro-pergamino de recuerdo y quienes anudaron al cuello del alcalde su pañuelo de hierbas y le regalaron su camiseta conmemorativa, así como un recuerdo cerámico y el décimo que juega la peña.

Ángel Cervera expresó la gratitud de sus compañeros y compañeras por un homenaje “que nos hace mucha ilusión que coincida con nuestro 25º aniversario” y desentrañó que la denominación de su formación no tiene razones ideológicas, sino por la “divertida anécdota” de que un compañero le tenía puesto este nombre a su mascota, un jabalí.

Tenían una media de edad por entonces de 17 años que, con el transcurso del tiempo han pasado a formar muchos de ellos familias, con una prole que ya va integrándose para ir tomando el relevo y que cada septiembre se reúnen regresando muchos de ellos desde sus diversos lugares de residencia, más allá de Almodóvar del Campo.

Porque para ‘Los Troskys’ hacer peña significa amistad, hermandad, compañerismo”, considerándose “una peña acogedora y participativa, donde todo el mundo es bienvenido y bien atendido y estamos convencidos de que el futuro de la peña está bien asegurado”, aludiendo a esos niños y niñas que ya visten la característica indumentaria blanca.

Palabras de José Lozano

El alcalde, que cerró la parte de apertura de celebraciones patronales en el Jardín Municipal y ejerció de anfitrión para diferentes autoridades y entre ellas los respectivos diputados nacional, autonómico y provincial, Juan Antonio Callejas, Miguel Ángel Martínez y Pablo Toledano, se congratuló de poder reanudar como era habitual las populosas e identitarias Feria y Fiestas.

“Visto en perspectiva, ojalá estos dos años anteriores, de alteración de nuestras costumbres y celebraciones septembrinas, hubieran sido por el agua que pudiera haber caído del cielo. Lo digo, como supondréis, porque nada de la pandemia hubiéramos tenido que lamentar”, dijo, pero también por no estar ahora padeciendo tan acuciante sequía.

Lozano García señaló también como “en el actual contexto de guerra, de incertidumbres energéticas, de inflación que nos siguen acosando, es bueno desconectar al menos por estos días, hasta el domingo de la semana que viene, para celebrar la vida en plenitud y sembrar optimismo”, algo que deseó tanto a vecindad como a visitantes estas fechas.

A modo de sucinto balance, cuando restan apenas nueve meses de legislatura, el primer edil enfatizó como “pese a la pandemia y a otras circunstancias que han alterado previsiones iniciales, este Ayuntamiento ha sido capaz de equipararse a grandes administraciones provinciales, regionales o estatales incluso”.

Se refería con ello al hecho de haber sido capaz el Ayuntamiento con sus propios recursos de ejecutar una infraestructura de la envergadura de la depuradora de aguas residuales, equipamientos que otras entidades mayores ejecutan en numerosas poblaciones y que en el caso de la almodovareña, será inaugurada en próximas fechas.

Asimismo, el alcalde indicó que seguirá el Consistorio mejorando y modernizando la red de abastecimiento que, tras las actuaciones hechas desde hace años, “este verano apenas hemos sufrido ya incidencias” y destacó que, en su afán de atender de la mejor manera a la Policía Local, también está en perspectivas estos próximos meses la apertura de la nueva Comisaría en un edifico del Pilar de Abajo ya de patrimonio municipal.

Terminó el regidor “poniendo en la memoria a cuantos seres queridos se nos han llevado estos años sin Feria y Fiestas de Septiembre” y encomendando “a nuestros patrones sus almas y la salud de cuantas personas tenemos la oportunidad de seguir sacando partido a la vida” y, en particular, estas celebraciones septembrinas. “Que las disfrutemos con responsabilidad”, apostilló.

blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
blank
Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO