InicioProvinciaTomellosoAbierta al tráfico la carretera Pedro Muñoz-Tomelloso, en la que la Junta...

Tras renovar completamente su firme

Abierta al tráfico la carretera Pedro Muñoz-Tomelloso, en la que la Junta ha invertido más de 2,5 millones de euros

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha abierto ya al tráfico rodado el tramo de la carretera CM-3103 entre Tomelloso y Pedro Muñoz en el que ha invertido más de 2,5 millones de euros para renovar completamente el firme.

Como se anunció en una reciente visita de la delegada de la Junta de Comunidades, Carmen Teresa Olmedo, las obras han finalizado antes de lo previsto, ya que la carretera se cerró al tráfico al 24 de mayo y se calculaba que no podría reabrirse en al menos dos meses.

Sin embargo, como explica el delegado de la Consejería de Fomento en Ciudad Real, Casto Sánchez, la empresa adjudicataria de las obras ha tenido dos equipos completos de fresado y asfaltado trabajando de forma simultánea, hecho que ha posibilitado acabarlas con un adelanto sobre el calendario previsto inicialmente.

Según Sánchez, la reapertura de la carretera constituye una “magnífica noticia” dada la importancia que tiene esta carretera para las comunicaciones entre Pedro Muñoz y Tomelloso y para toda la comarca de La Mancha y es una prueba más de que el ritmo de las inversiones del Ejecutivo regional para mantener nuestras infraestructuras no se detiene.

El tramo de la CM-3103 entre Pedro Muñoz y la intersección con la CM-3102, la carretera que une Tomelloso y Socuéllamos, tiene 26 kilómetros de longitud y soporta una intensidad media de más de 1.700 vehículos al día, el 12% de ellos pesados.

La carretera cuenta con dos carriles de tres metros y medio y arcenes de metro y medio que suman una anchura total de diez metros. A lo largo de todo el tramo se observaba una importante degradación del firme por envejecimiento que se manifestaba en forma de cuarteos roturas y hundimientos localizados que llevaron a la Consejería de Fomento a plantear una actuación global de rehabilitación para mejorar la capacidad portante y renovar la textura superficial del firme.

Las obras se han ejecutado en dos fases, una primera que se desarrolló a finales del año pasado y la que se ha llevado a cabo estas semanas y que motivó el cierre de la carretera al tráfico rodado. En la primera fase se reparó la travesía de Pedro Muñoz con un fresado y reposición del firme, y los dos primeros kilómetros saliendo desde Tomelloso, donde se realizó un refuerzo del firme existente con una capa de rodadura de mezcla bituminosa en caliente.

El tramo recién acondicionado es el comprendido entre los kilómetros 23,5 y 46,5, en los que ha practicado un reciclado con emulsión del firme existente para posteriormente extender una capa de rodadura de mezcla bituminosa en frío, trabajos que se habían pospuesto a estos meses porque esta técnica precisa de temperaturas medias elevadas para dar un buen resultado. El proyecto se completará en las próximas semanas con la correspondiente renovación de la señalización vertical y horizontal, mejora de accesos e instalación de barreras de seguridad.

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO