Brazatortas

Segun afirman desde el Consistorio en una nota de prensa

El Ayuntamiento de Brazatortas planifica cursos formativos "para los cientos de puestos de trabajo que requerirán las fotovoltaicas"

Pablo Toledano precisa que un porcentaje de empleo generado para construir las plantas, quedará luego dedicado a labores de mantenimiento

La localidad cuenta con un Centro de Formación Homologada para ofrecer acciones formativas con certificado de profesionalidad para toda la comarca

La Comarca

12/05/2019

(Última actualización: 13/05/2019 21:49)

Imprimir

La anunciada puesta en marcha de una decena de plantas fotovoltaicas en Brazatortas y su entorno, capaces de generar en total una potencia total de 925 megavatios (MW), será un acicate para el empleo comarcal, hasta el punto de que el Ayuntamiento torteño ya está planificando la impartición de formación especializada para cada cometido.

Es un proyecto “muy importante porque genera riqueza y empleo; estamos hablando de que, durante dos o tres años, mientras se prolonga la construcción, se necesitarán varios cientos largos de personas trabajando y que luego, para tareas de mantenimiento, también se mantendrá un interesante porcentaje de trabajadores”.

Así lo ha referido el alcalde Pablo Toledano, para quien el establecimiento de esta comarca como referente en energías renovables y “como alcalde y presidente del Grupo de Acción Local [del Valle de Alcudia y Sierra Madrona], lo que más nos interesa es la economía social, el empleo y que se mantengan nuestras comarcas y nuestros pueblos”.

Así, el Consistorio está ya en contacto directo con la oficina de Empleo de Puertollano para concretar las especialidades de mano de obra cualificada requeridas por el sector, al tiempo que, para la impartición de los cursos respectivos, Brazatortas posibilita la formación a través de un centro público homologado.

Cabe recordar que a mediados de 2017 el Ayuntamiento torteño se posicionaba en el Valle de Alcudia como administración pública de referencia para toda la comarca en la impartición de cursos de formación ocupacional homologados, a través de un aula totalmente accesible y dotada convenientemente en materia de seguridad, equipamiento informático y otro tipo de material adecuado a cursos cualificados y con certificado de profesionalidad.

Toledano ha significado asimismo que ya están recabando de las empresas interesadas en implantarse, un completo decálogo de trabajadores especializados que, por otra parte, recibirán también las preceptivas clases en materia de prevención de riesgos laborales, para lo cual habrá que contar con los técnicos que la impartan.

Catálogo de funciones

En concreto, se requerirá de maquinistas de obra civil, para el manejo de vehículos y maquinaria de movimiento de tierras; peón y oficial de obra civil, para trabajos de albañilería; maquinista de elevador telescópico, carretilla, etc., para operador de aparatos elevadores; operador de perforadora, para cimentaciones especiales, sondeos y perforaciones; peón y oficial de montaje mecánico, para instalación de estructura, cerrajería y carpintería metálica; y también peón y oficial de montaje eléctrico, para trabajos de montaje y mantenimiento de instalaciones eléctricas de alta y baja tensión.

Queda por definir la mejor opción para facilitar esta formación, bien a través de cursos de 20 horas, de las cuales 14 serán genéricas para todas las especialidades y otras seis más, ya propias de cada función; o en su caso, solamente curso de 6 horas de la parte específica, para quien ya tenga la formación inicial. Otros trabajadores, como administrativo, jefes de producción o limpieza no requerirán de formación específica.

Toledano precisa que, para todos los puestos de trabajo descritos anteriormente, no importará el sexo, la edad ni otro tipo de condición, puesto que, adelanta, “los trabajos que se desempeñan, en general son aptos para cualquier persona que tenga ganas de trabajar”.

Adjuntos

Pablo Toledano, sobre el empleo que repercutirá en la comarca: