Argamasilla de Calatrava

El programa del Ayuntamiento beneficia también a toda la ciudadanía y los espacios públicos comunes

Los jóvenes del ‘Estudia-Trabajo’ dan color a los colegios de Argamasilla de Calatrava

Han pintado la valla exterior del CEIP ‘Virgen del Socorro’ con colores muy animados y en breve comenzarán también labores de pintura en la zona infantil del CEIP ‘Rodríguez Marín’

La Copmarca

11/04/2019

(Última actualización: 15/04/2019 11:49)

Imprimir

Jóvenes que participan este curso en el Programa Estudia-Trabaja que organiza el Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava, están realizando tareas de pintura en los dos centros escolares de la localidad.

Así, han pintado la valla exterior del CEIP ‘Virgen del Socorro’ con colores muy animados y en breve comenzarán también labores de pintura en la zona infantil del CEIP ‘Rodríguez Marín’.

El Estudia-Trabaja es un programa de estudios destinado a jóvenes de entre 17 y 24 años que abandonaron sus estudios antes de concluir la ESO y que ahora recuperan a la par que se forman en oficios varios, con el aliciente de recibir también una retribución.

Retribución que obedece a los servicios que los jóvenes llevan a cabo a favor de la ciudadanía, como es el caso ahora de estas acciones en los centros docentes, pero a lo largo del curso los alumnos se dedican a realizar mejoras en mobiliario y zonas públicas.

Esta iniciativa, como explica el teniente de alcalde Sergio Gijón, “pretende servir a la motivación y reorientación de vida de estos jóvenes hacia el esfuerzo y el empeño en la formación, de manera que tengan nuevas oportunidades de futuro”.

Esta acción desarrollada desde su inicio por el Ayuntamiento rabanero, cuenta con el reconocimiento de la Red Estatal de Ciudades Educadoras, que lo ha propuesto como modelo a nivel internacional y así consta en el Banco Internacional de Buenas Prácticas.

Año tras año sus objetivos se cumplen prácticamente en su totalidad si se tiene en cuenta que el 95% del alumnado logra aprobar y muchos continúan luego formándose con ciclos formativos o Bachillerato, encaminándose así hacia el mercado laboral, al tiempo que se forman en valores sociales.

Iniciado por vez primera en el año 2011, la dinámica de ‘Estudia-Trabaja’ consiste en que por las tardes los participantes asisten a clases y tutorías, en tanto que por las mañanas, a modo de incentivo, trabajan con un contrato remunerado de seis horas semanales, que sirve en muchos casos como aliciente para seguir estudiando y que, en todo caso, les permite aprender diferentes oficios.