Daimiel

El Centro de Mayores de la localidad unió moda y solidaridad

Los mayores de Daimiel se suben a la pasarela por una buena causa

Nueve mujeres y seis hombres desfilaron en esta actividad ya consolidada dentro del programa del Consejo de Mayores. La recaudación se destinará a las Carmelitas Descalzas

La Comarca

07/04/2019

(Última actualización: 08/04/2019 08:27)

Imprimir

En su cuarto año, el salón del Centro de Mayores se llenaba de miradas ilusionadas por ver a modelos muy especiales. Una iniciativa “realmente necesaria” que se incluye dentro del programa del Consejo Local de Mayores, según comentaba su presidenta, Isi Ruiz de Pascual. Actividad solidaria, respaldada por el Ayuntamiento de Daimiel y la Concejalía de Bienestar Social, que destinará toda la recaudación de los boletos vendidos a las Carmelitas Descalzas.

Para esta ocasión, las 9 mujeres y los 7 caballeros desfilaron prendas de los comercios daimieleños: Pilar Prieto, CLP y Mercería Redondo; sin olvidar las empresas colaboradoras que donaron algunos premios para el sorteo. Una auténtica pasarela de moda que en palabras de la presidenta “no les importaría repetir con la misma ilusión”.

En este sentido se expresó la concejal de Bienestar Social, Alicia Loro, que aseguraba “es una actividad que preparan con muchísima ilusión, porque son ellos los que se encargan de todo”. Un trabajo, decía, del que se sienten “muy contentos y motivados”.

Previo al desfile, la directora del Centro de Mayores, Prado Pérez de Madrid, recordaba la gran recogida de alimentos de este año: “1.200 kilos que se han repartido entre las Carmelitas Descalzas y los Padres Pasionistas”. También aseguraba y agradecía que para esta edición se habían sumado más modelos masculinos.

A continuación, con algunos nervios, comenzaba el desfile con un primer pase de moda femenina, ideal para la Semana Santa, según indicaba Pérez de Madrid, arrancando aplausos de satisfacción al verlas desfilar como verdaderas modelos. Les seguía un segundo pase masculino, pisando fuerte sobre aquella pasarela. Finalizaba la tarde un último pase de prendas de mujer.

Una tarde divertida, en la que los asistentes disfrutaron un año más de moda y solidaridad.