Puertollano

En el juicio por conflicto colectivo celebrado en la Audiencia Nacional

Puertollano: Endesa niega haber eliminado la tarifa eléctrica para pasivos y argumenta que no es salario

Los argumentos de las secciones sindicales se centran entre otros aspectos en que los beneficios sociales -y la tarifa de empleado- son salario

La Comarca

15/03/2019

(Última actualización: 15/03/2019 22:31)

Imprimir

La Audiencia Nacional de Madrid acogía el pasado miércoles el juicio por la demanda de Conflicto Colectivo ante la decisión de la dirección de Endesa de eliminar la tarifa del empleado y otros beneficios sociales al personal jubilado y a sus viudas y viudos que afecta a ex trabajadores de Puertollano, decisión que adoptó de forma unilateral el pasado diciembre tras la finalización de la Comisión Negociaciadora del Convenio Colectivo.

Los sindicatos CCOO, UGT, SIE, CIG y USO presentaron esta demanda al entender que la dirección recortaba unas condiciones que estaban blindadas y vinculadas históricamente a renuncias y sacrificios de la plantilla.

Según informa, la sección sindical de CCOO Endesa en su página web, durante el transcurso del juicio, Enrique Lillo, abogado de CCOO, argumentó el derecho que asiste a la demanda bajo dos pilares básicos: que estos beneficios son un derecho histórico y, por otro, que las condiciones económicas y sociales pactadas en los acuerdos de reestructuración societaria del Endesa año 1999 tienen un carácter permanente y “ad personam”. Los argumentos de las secciones sindicales se centran en que los beneficios sociales -y la tarifa de empleado- son salario. Nacen en el momento de la contratación y son reconocidos en la ordenanza de trabajo del sector eléctrico. Eliminándolos, la dirección viola los propios mandatos del convenio colectivo, y actua de forma ilegal.

CCOO explica que hubo hechos llamativos ayer en la Audiencia Nacional. Por ejemplo, cuando la jueza intentó volver a la situación de normalidad previa al vencimiento del convenio, y darnos un plazo razonable de negociación. La empresa lo rechazó con el argumento de que hasta ahora “no había quitado nada a nadie”, sino que se trata “solamente de una suspensión hasta el 30 de junio”. La dirección mintió: además de las cartas a los jubilados de diciembre, en este tiempo ha enviado al menos dos cartas quitándoles el beneficio a empleados que pasan a jubilación.

Según este sindicato, el abogado de la dirección, José Luis Fraile, llegó al punto de afirmar que se ha estado intentando negociar la tarifa de empleado durante 18 meses, obscenidad que llevó al clímax cuando argumentó que la prueba de ello es la (ridícula) propuesta de tarifa de empleado a 3.500 KWh presentada el martes pasado -justo el día anterior- en la mesa negociadora. José Luis Fraile, ante una sala llena, hablando por boca de la dirección de Endesa, elevó el grado de cinismo cuando afirmó que la iniciativa de liquidar la tarifa eléctrica no fue unilateral por parte de la dirección, sino que fueron partícipes también los representantes de los trabajadores, ya fue una consecuencia del decaimiento del convenio. También negó que la tarifa eléctrica fuera salario para los empleados pasivos, ya que, argumentó, estos no prestan ahora ningún tipo de contraprestación laboral. Tras cuatro horas, el juicio quedó visto para sentencia.