Región

Cuenta con 79 alumnos matriculados

CCOO exige a Educación que cubra las plazas vacantes del Colegio de Educación Especial ‘Infanta Elena’ de Cuenca

Para Auxiliares Técnicos Educativos (22%), Mantenimiento (100%), Limpieza (40%) y Ordenanzas (33%)

La Comarca

14/03/2019

(Última actualización: 14/03/2019 22:01)

Imprimir

El Colegio de Educación Especial ‘Infanta Elena’ de Cuenca cuenta con 79 alumnos matriculados, algunos de los cuales viven durante la semana en la residencia de la que dispone el centro. Por ello, para atender a los alumnos y a las instalaciones, se requiere la presencia de trabajadores las 24 horas del día, en turnos de mañana, tarde y noche, y así está contemplado en la dotación de plantilla de este colegio.

Sin embargo, en esa plantilla hay numerosas plazas vacantes que no se cubren, denuncia Julio Dolz, responsable de Personal Laboral de CCOO-Enseñanza en Cuenca, que exige una vez más a la consejería la inmediata cobertura de estos puestos, tal y como también viene reclamando insistentemente la dirección del centro.

En concreto, en el CEE ‘Infanta Elena’ faltan tres de los 14 Auxiliares Técnicos Educativos con los que debiera contar; solo hay dos ordenanzas de los tres previstos y cinco de las ocho personas encargadas de la limpieza. También esta vacante la plaza de Oficial de Mantenimiento.

“Quiero hacer hincapié en que este tipo de centros y su alumnado requieren de atención permanente y esmerada. Los chavales necesitan cuidados de higiene, de apoyo a su movilidad, vigilancia constante día y noche para poder reaccionar con prontitud ante un ataque epiléptico, para evitar que alguno pueda perderse, escaparse o exponerse a un riesgo, o sufrir un accidente, caerse, cortarse, atragantarse o autolesionarse…

Hay que limpiar exhaustivamente todas las salas, habitaciones y aulas, comedor y pasillos. Hay que mantener limpias y desinfectadas todas las instalaciones, en condiciones higiénicas impecables para evitar infecciones y contagios. No puede haber suciedad ni elementos patógenos, ni tampoco piezas pequeñas que los alumnos puedan llevarse a la boca.

Todas las medidas y todos los elementos de seguridad deben estar siempre preparados por si surge alguna emergencia, revisados y aptos para su uso. Y de la misma manera que tanto las edificaciones como el mobiliario y los materiales y consumibles de todo tipo tienen que cumplir los requisitos de seguridad, todas las instalaciones deben funcionar correctamente.

“Todo esto se tuvo en cuenta cuando se evaluaron las necesidades de personal y se estableció la plantilla del centro. Y no hace falta ser muy avispado para advertir que si el colegio necesita un oficial de mantenimiento y no lo hay; si faltan el 20% de los ATE, el 33% de los ordenanzas y el 40% del personal de Limpieza, es imposible garantizar la salubridad y la seguridad del colegio y es imposible que los alumnos reciban la atención, la vigilancia y los cuidados que requieren.

“La Administración no puede mantener esta situación por más tiempo”, subraya Dolz.

“La Ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguró hace unos días que querría integrar a parte del alumnado de los centros de Educación especial en centros ordinarios, sin que por ello tuvieran que cerrarse los centros de Educación Especial".

“Quizá la consejería y la dirección provincial de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha y desde la Dirección Provincial de Cuenca han malinterpretado las palabras de la ministra y lo que pretenden es dejar bajo mínimos el Centro de Educación Especial ‘Infanta Elena’ para que los padres no matriculen a sus hijos allí”.